Guía de Samaipata: el rincón hippie de Bolivia

Samaipata significa en quechua “lugar de reposo entre montañas” y, la verdad, no podría tener un nombre más acertado. Samaipata es: calma, tranquilidad, naturaleza, trekkings, hippies, lugareños, aburrimiento (mi padre siempre me ha dicho que es bueno aburrirse xD) y descanso, mucho descanso.

Biblioteca de Samaipata

Samaipata, 2018. Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Es una población pequeña, que no llega a 4.500 habitantes, pero que tiene la peculiaridad de albergar a más de 25 nacionalidades. Este es uno de los puntos más atractivos de Samaipata, esa combinación de gente joven de todo el mundo (especialmente hippies occidentales) con gente local.

Carniceria en Samaipata, 2018. Qué ver y hacer en Samaipata.

Si llegas al país por avión será una de tus primeras visitas, ya que se encuentra a solo 120 kilómetros de Santa Cruz (allí llegan todos vuelos internacionales). Es un contraste guay, el cambio de una ciudad moderna y actual –pero también muy bonita- como Santa Cruz, al de un pequeño pueblo hippie en las montañas bolivianas.

Si quieres ver la guía de Santa Cruz pincha aquí

La oferta turística de Samaipata está centrada básicamente en dos aspectos: descanso y naturaleza. Es un buen lugar donde desconectar, tiene algo que da muy buen rollo y es que los días se hacen largos. Todo está muy cerca y en el pueblo puedes encontrar más o menos de todo, así que te olvidas del reloj y parece que el tiempo se vuelve a relativizar como cuando eras un niñ@.

Dónde comprar comida en Samaipata

Mercado de Samaipata, 2018. Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Y por otro lado tienes la naturaleza. Para los amantes de los trekkings es buen lugar para caminar: con mucho trekking guiado y pagado (no son nada baratos) y otros libres.

Pues nada más, allá vamos a explicarte nuestra experiencia de tres días por este idílico y tranquilo pueblo boliviano.

Dónde está Samaipata

¡Justo aquí!

Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Qué ver

El fuerte de Samaipata

El fuerte es el lugar turístico más famoso de Samaipata, pero que no te engañe su nombre, porque el fuerte de Samaipata no es un fuerte. En realidad, es un sitio arqueológico considerado la obra arquitectura rupestre más grande del mundo. Se le conoce como fuerte porque los españoles ubicaron allí un puesto de defensa en la lucha contra los indígenas locales.

El fuerte de Samaipata también conocido la “Roca tallada”, era un complejo ceremonial y administrativo fundado y utilizado por las culturas prehispánicas de la zona.

El complejo está divido en dos partes, la administrativa y la ceremonial. La parte ceremonial está compuesta por una enorme roca de composición arenisca y monolítica de 220 metros largo y 65 metros de ancho. Su superficie está esculpida con animales, canales, formas geométricas y religiosas. También hay un muro incaico, cuya parte más corta posee un origen anterior al de los incas.

Vistas del Fuerte de Samaipata, 2018. Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

La parte administrativa la forman un conjunto de estructuras arquitectónicas que corresponden a diferentes periodos de asentamientos culturales de origen inca.

Imagen del fuerte de Samaipata, 2018. Guía de Samaipata.

El precio para entrar al fuerte de Samaipata es de 50 bolivianos, para mi gusto algo caro. La duración estimada de la visita es de dos horas, pero yo diría que ese tiempo es que le haría falta a alguien especializado en temas de arqueología o historia inca. Para un viajero normal, con una hora es más que suficiente.

Arbol en Samaipata

Disfrutando de una sombra dentro del fuerte de Samaipata, 2018. Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Para llegar al fuerte de hay dos opciones: coger un taxi o caminar. Por el taxi te pedirán 80 bolivianos ida, y 100 ida y vuelta, lo acabamos sacando por 40 bolivianos (solo ida). Para volver, decidimos bajar caminando. La caminata es bonita, exceptuando el último tramo, que es llegando a la ciudad. Son 10 km de suave cuesta abajo, y nos llevó 1 hora y 50 minutos recorrerlos a paso ligero.

Con la entrada al fuerte también tienes derecho a entrar al museo de historia que hay en el pueblo. No es gran cosa, son dos habitaciones con algunas calaveras y restos arqueológicos, pero ya que viene incluido…

Calaveras del museo arqueológico de Samaipata, 2018. Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Si quieres saber mi opinión sobre el fuerte, para mi es una visita que se puede omitir.

El precio de la entrada es bastante cara, especialmente para un país como Bolivia y los restos que se pueden ver solo pueden ser atractivo para un especialista (desde mi punto de vista).

Si la entrada fuese más barata tal vez merecería la pena subir hasta allí, pero pagar el taxi y la entrada al fuerte para ver lo que hay allí no merece la pena.

En cambio, la caminata si que es bonita, a pesar de que es por el asfalto de la carretera. Así que yo pasaría del fuerte, y me centraría en otros atractivos de Samaipata, como su tranquilidad y trekkings gratuitos.

Cascadas de las Cuevas

No te puedes perder las Cascadas de las Cuevas, para mí, de lejos el mejor sitio de la pequeña Samaipata. Son tres cascadas seguidas en un recorrido de menos de un kilómetro, y con playas de arena natural en cada cascada.

Playa al lado de cascada, 2018. Qué ver en Samaipata.

Las cascadas son preciosas y se encuentran en muy buen estado, por fortuna apenas se ve nada de basura.

Cascadas en Bolivia

Otra de las cascadas que puedes ver, 2018. Qué ver en Samaipata.

Otra de las partes buenas de las Cascadas de las Cuevas es que se puede llegar sin necesidad de contratar un tour. Es la putada de Samaipata, que para casi todas las visitas hace falta contratar un tour, y no son baratos.

Paisaje de las Cascadas de las Cuevas, 2018. Qué ver y hacer en Samaipata.

Hay opciones para llegar: una es en taxi que puede salir por 30 bolivianos, y la otra en cualquier autobús que vaya dirección a Santa Cruz de la Sierra. Estos pasan por la carretera general que cruza el pueblo, donde la gasolinera, y su precio es de entre 5-10 bolivianos, depende del bus que pase. La entrada a las cascadas es de 15 bolivianos.

Cascadas de las Cuevas, 2018. Guía de Samipata, que ver y hacer.

Otras cosas que hacer 

Otro de los atractivos son los tours organizados por agencias, especialmente el del Parque Nacional de Amboró (el más grande Bolivia), el Codo de los Andes y la Laguna de los Volcanes.

Estos tres tours se tiene que realizar con agencias de turismo, ya que hace falta transporte y guía, y no son especialmente baratos. Aquí te dejo el precio de una de las mejores agencias (o eso dice Tripadvisor xD) de Samaipata:

Jukumari Tours

  • Parque Nacional Amboró: 1 persona (185 bolivianos), 2 personas (140 bolivianos/persona), 3 personas o más (130 bolivianos/persona).
  • Codo de los Andés: 1 persona (185 bolivianos), 2 personas (140 bolivianos/persona), 3 personas o más (130 bolivianos/persona).
  • Laguna volcanos: 1 personas (230 bolivianos), 2 personas (165 bolivianos/persona), 3 personas (150 bolivianos/persona), 4 personas o más (140 bolivianos/persona)

En las tres excursiones se sale a las 9 de la mañana, son 45 minutos de coche para ir y otros 45 para volver, y 5 horas de caminata.

Decidimos no hacer ninguna de las excursiones porque nos parecían precios excesivos para un trekking. Así que, como te decía más arriba, nos centramos en disfrutar de la tranquilidad y relajación que impregna a todo Samaipata.

Clima

El clima de Samaipata es bastante seco, un clima de estepa con muy pocas precipitaciones. La temperatura media anual ronda los 18.9ºC.
Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Dónde dormir

Tuvimos la suerte de quedarnos en un hostel regentado por un hombre alemán que lleva toda la vida en Bolivia. De hecho, posee dos hostels: los Aventureros y los Vagabundos.

Hoteles en Samaipata

Hostal Vagabundo en Samaipata, 2018. Guía de Samaipata, qué ver y hacer.

Nosotros nos quedamos en el primero, aunque visitamos el segundo y reconocemos que tiene mucho más rollo. Ambos incluyen desayuno completo.

Los Aventureros es un hostel diferente hasta todo lo que veníamos conociendo hasta ahora. Tiene habitaciones normales en pequeños edificios de ladrillo, pero también tiendas de campañas de toda la vida y otras más molonas y mucho más grande que parecen del ejercito o de un campamento.

¡También una westfalia habitación xD!

Detalle importante: Los Vagabundos es el único hostel del pueblo que te deja hacer el check in entre las 4 am y las 6 am de la mañana, que es cuando llega el bus con los viajeros de Sucre. SI te lo alojas en otro hostel, tendrás que esperar en la plaza del pueblo al menos hasta las 7, que es cuando abren las primeras cafeterías.

Cómo llegar a Samaipata

Nosotros llegamos desde Sucre. Pillamos un bus nocturno que va de Sucre a Santa Cruz ,en el que el bus te deja en la carretera principal que atraviesa el pueblo de Samaipata.

Si quieres ver la guía de Sucre, pincha aquí.

Todos los buses te dejan de madrugada (4 de la mañana más o menos) allí tirado, así que atiende a lo que te explicábamos en el apartado de alojamiento, ¡y elige uno que te reciba a esa hora!

El bus nos costó unos 50 bolivianos (5,87€) y se demoró unas 9 horas.

¡Si te ha gustado el artículo, dale al like y síguenos en Facebook 🙂 !

Otros artículos que te pueden interesar

Guía de La Paz: la ciudad sin aliento

Bolivia es la ciudad que mejor conserva su esencia de todo Latinoamérica. La Paz es un ejemplo, y en este artículo te ayudamos sacar el máximo de la ciudad.

Copacabana y el lago Titicaca

Cuando oyes el nombre  de Copacabana seguramente tu mente te transportará a la imagen de la famosa playa brasileña. Pero hay otra Copacabana en el mundo. También con playa y sol, aunque con aguas más gélidas.

Guía del salar de Uyuni: lo que necesitas saber

El salar de Uyuni es la joya de la corona de Bolivia, su particular Machu Picchu. Uno de los mejores sitios en nuestra vuelta al mundo y una parada obligatoria si estas viajando por Bolivia.

1 Comentario

  1. can

    Sigue siendo interesante Bolivia y bonito

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.