Pasto, capital del departamento de Nariño, es la ciudad de la fe en Colombia, punto de encuentro y cruce de caminos étnicos. Se encuentra a 2527 metros, ubicada en medio de los andes y rodeada por montañas y volcanes.

Si vienes viajando desde el norte, es una ciudad completamente diferente a lo que te habrás encontrado hasta ahora. Todo empieza a parecer más ecuatoriano que colombiano, más ordenado y limpio, a pesar de que la calle principal de Pasto es un hormiguero de coches.

No te voy a engañar, si estás pensando en cambiar tu itinerario para acercarte a Pasto, no lo hagas. No es una ciudad que merezca tanto la pena. Su mayor valor turístico son sus iglesias, y la única verdaderamente llamativa es la de Las Lajas a dos horas en bus, en la localidad fronteriza de Ipiales. Lo que si es realmente impresionante es el paisaje de montañas que se ve por la carretera que va desde Popayán a Pasto.

Centro de Pasto, 2018. Qué ver y hacer en Pasto e Iquiales.

Si por el contrario estás viajando de norte a sur, o viceversa, por Colombia y te pilla de camino, yo te aconsejo al menos hacer una noche en Ipiales para conocer la iglesia de Las Lajas y cruzar la frontera a Ecuador temprano. Y a lo máximo pasar una noche también en Ipiales para conocer la ciudad. Pero no tomaría un avión a Pasto solo para conocer esta ciudad de gentes amables.

De todas maneras, en este post, te facilitamos una guía para que puedas decidir por ti mism@.

Breve Historia

Pasto y el departamento de Nariño son diferentes al resto de Colombia. San Juan de Pasto era una de las ciudades más importantes de Latinoamérica, a la altura de Bogotá o Caracas. Debido a su ubicación estratégica funcionaba como punto de conexión entre Lima y Caracas, y llegó a ser considerada como una de las posibles capitales de la Gran Colombia.

Sus relaciones con la corona española eran buenas. Como lo era su desarrollo económico y social dentro de la Gran Colombia. Y esto significó una desgracia para Nariño, que despertó celos y envidias entre otros estados más precarios como los del norte y centro del país.

La ciudad fue convertida en objeto de conquista por los libertadores, a pesar de que la gran mayoría de sus habitantes preferían seguir perteneciendo al Reino Español.

Bolivar decidió atacar y la tragedia tuvo punto final el día en el que el “libertador” saqueó y masacró a la población de Pasto, un 24 de diciembre, conocido desde entonces como la Navidad Negra. De ahí que su figura no sea nada querida en la zona, un sentimiento muy atípico en el resto del país. Se dice que el departamento de Nariño ha recibido tradicionalmente un trato injusto y de poca atención desde Bogotá a lo largo de su historia.

Pintadas de Simón Bolivar en Pasto.

Grafiti de Simón Bolivar en Pasto. Qué ver en Pasto, 2018.

Dónde se encuentra Pasto

Está ubicado en el suroeste de Colombia, en medio de la cordillera de los Andes. Como ya comentamos, es la capital del departamento de Nariño.

Ubicación de Pasto.

Imagen de Wikipedia. Qué ver en Pasto, 2018.

Qué ver en Pasto

Plaza de Armas

Es la típica plaza de armas colombiana.

Centro de Pasto

Plaza de Armas de Pasto, 2018. Qué ver y hacer en Pasto e Ipiales.

Café Caturra

Si eres un amante de los cafés, tiene que probar el café de la variedad caturra, propia de las montañas de Nariño. Dicen que es de los mejores del mundo.

Iglesias de Pasto

  • San Agustín
  • San Juan Bautista
  • Cristo Rey
  • La Merced
  • San Sebastián
  • San Andres
  • San Felipe
  • Santiago
  • Fátima

Las iglesias están casi todas por el centro, muy cercas unas de otras. Abren a partir de 6 de la mañana. La iglesia de la masacre acometida por Bolívar es la de Santiago Apóstol, y la calle que esta justo a su lado se le conoce como la calle del Colorado (carrera 23, entre calles 12 y 15).

Iglesia de Santiago en Pasto, 2018. Qué ver y hacer en Pasto e Iquiales.

Su nombre tiene su origen en aquella fatídica noche, donde una lluvia torrencial caía encima de Pasto, y la sangre de los asesinado por el ejercito bolivariano se mezclaba con los ríos de agua que bajaban por esta larga y empinada calle.

Río de sangre Pasto

Calle Colorado, 2018. Qué ver y hacer en Pasto e Iquiales

Museo del oro

Hay un pequeño museo del oro (gratuito) en el centro, al lado del banco nacional, que tiene una bonita e interesante exposición. Merece la pena su visita.

Volcán Galeras

Justo detrás de la ciudad de Pasto se encuentra un imponente volcán, llamado volcán Galeras. El nombre fue puesto por los españoles, que decían que la forma del cráter les recordaba al famoso diseño de barco con el que surcaban los mares. Sabemos que hay trekkings al volcán, pero solo teníamos un día para la ciudad y tuvimos que descartarlo. El hostel en el que nos quedamos llamado Guachelés (el más barato de la ciudad) organizaba trekkings hasta arriba.

Volcán Galeras, Colombia. / Autor de la imagen: José Camilo Martínez S.

Clima de Pasto

La ciudad se encuentra a una altura de 2527 m.s.n.m., con precipitaciones y nubes muy a menudo. La temperatura media anual es de 13,3 ºC.

Tiempo en Pasto

Clima en Pasto, tabla de es.climate-data.org. Qué ver y hacer en Pasto e Iquiales

La mejor época para visitar Pasto seguramente sea durante la Semana Santa, debido a su carácter de ciudad religiosa. Encontrarás procesiones, conciertos de música sacra y una gastronomía tradicional de estas fechas.

Cómo llegar a Pasto

Nosotros llegamos desde Popayán. El billete de autobús cuesta unos 40.000 pesos colombianos. Nosotros regateamos hasta pagar 23.000 por el billete el mismo día, media hora antes de que saliera el bus. Hay una frecuencia de un bus por hora, así que se si puedes merece la pena ir a la estación el mismo día y regatear el precio.

Dónde dormir en Pasto

Nos quedamos en el hostel más barato que había en Hostelworld: Guachelés. Por 22.000 pesos colombianos no se le puede pedir más, para una noche o dos está genial.

Ipiales

A sólo dos horas de Pasto se encuentra Ipiales, un pequeño pueblo casi en la frontera con Ecuador. Ipiales es famoso en todo Colombia por su basílica de Las Lajas, una impresionante iglesia ubicada en un barranco. Más allá de la basílica, no hay nada más que ver o hacer en Ipiales.

Basílica de las Lajas

Es un punto de peregrinación para el cristianismo ya que, según cuenta la historia, aquí la virgen se apareció a una madre y su hija sordomuda. Alrededor del año 1.754, una indígena, llamada Maria Mueses, y su hija se dirigían de Ipiales a Potosí, cuando se vieron sorprendidas por una tormenta. Ambas buscaron refugio en el punto del camino donde ahora mismo se encuentra la basílica. Las paredes del lugar estaban formadas por piedras planas (lajas), propias de la zona. Fue entonces cuando la niña inesperadamente habla a su madre y le señala la figura de la virgen sobre las piedras. La iglesia declaró la aparición como un milagro, y esta basílica fue construida en honor a la Virgen del Rosario.

Interior de la Basilica de Las Lajas, dónde se apareció la virgen, 2018. Qué ver y hacer en Ipiales y Pasto.

Obviamente hay versiones más pragmáticas. Una de ellas habla sobre Fray Pedro Bedón, un predicador y pintor. Desterrado de su población llega hasta el punto donde se encuentra la basílica de las Lajas en la actualidad. Maravillado por el lugar y por la formas de las rocas, decide dedicarse en alma y cuerpo a pintar a la virgen sobre las laderas de la montaña. Tiempo después los vecinos encuentran el fresco y lo asocian a un milagro.

Con independencia del origen de las pinturas, la basílica de las Lajas es uno de los sitios más impresionantes en Colombia. Te recomiendo que visites la basílica sobre el atardecer/anochecer para poder verla iluminada. Esta iluminación es muy diferente a las de Europa, son luces que van cambiando de color. Casi con la estética de una discoteca, pero puestas con muy buen gusto, la verdad.


Dónde dormir en Ipiales

Justo enfrente de la estación de autobuses hay un hotel que se llama Hotel Metropolitan, pagamos por una habitación privada con baño 25.000 COP. Tienen algunas habitaciones horribles y otras menos feas, si te enseña una demasiado fea pregunta por otra mejor ;).

Cómo llegar a Ipiales

Habíamos pasado la noche anterior en Pasto. Madrugamos y fuimos hasta la terminal de buses, a unos veinte minutos caminando de la plaza Nariño. Es mejor que vayas preguntando a los locales, por los buses a las Lajas y te vayan orientando. Nos pidieron por el billete 10.000 COP y acabamos pagando 9.000.

Todas las empresas te dirán que su mini-bus ya está casi lleno y que será montar y partir, ¡mentira cochina!. En cualquier caso, tendrás que esperar a que se llene.

El trayecto dura una hora y media, y los paisajes son una mezcla de increíblemente bonitos, e increíblemente aterradores: los precipicios son kilométricos, y a veces los conductores van en modo “rally” xDD.

Si optas por la opción de un bus grande en lugar de una furgoneta, el precio será más económico, pero llevará más tiempo.

Cómo llegar a la basílica de las Lajas

Llegamos desde Ipiales. Puedes ir en autobús publico desde la terminal de buses, cuesta unos 2.500 COP. Como éramos tres personas nos decidimos por ir en taxi, que sale entre 8.000 y 10.000 COP. Regateamos con el taxista, pagamos 8000 pesos y a los 20 minutos ya estábamos en las Lajas :).

Volvimos para Ipiales sobre las 18:30, ya era de noche y ya no había buses ni tampoco taxis de color amarillo (más económicos). Así que nos pillamos uno de los taxis blancos que había allí, y que nos cobró 10.000 COP.

Dónde dormir en Ipiales

Hay un hotel justo enfrente de la terminal de autobuses llamado Metropolitano. Pagamos 25.000 pesos colombianos por una habitación privada con baño. El hotel no es gran cosa pero está decente. Hay habitaciones peores y mejores, así que pide que te enseñen la habitación antes de pagar, y no tengas miedo de pedir otra mejor (por el mismo precio).

Cómo llegar desde Ipiales a Quito

Desde Ipiales salen minibuses constantemente hacia la frontera, sobre todo en estos días en que el “éxodo” venezolano es impresionante y llena autobuses y autobuses hacia otros países. Te recomiendo que madrugues todo lo que puedas, nosotros tardamos 6 horas en cruzarla (la frontera funciona 24 horas).

Dejarlo todo para viajar llegando a Ecuador.

Entrando en Ecuador, 2018.

Cuando cruzamos la frontera podría haber perfectamente entre 1.000 y 2.000 venezolanos esperando para pasar a Ecuador. El gobierno peruano ha sacado una ley que permite a los ciudadanos venezolanos trabajar de manera de legal en Perú, sin necesidad de visa de trabajo. Así que la migración por tierra está siendo masiva.

Esperando para salir de Colombia.

Cola para sellar la salida de Colombia, 2018.

El precio de los minibuses es de 1.900 COP, y salen enfrente de la terminal de autobuses cuando se llenan. Una vez que haces la salida aduanera de Colombia, te toca enfrentarte a la de Ecuador. Si esperar una hora para que te sellen el pasaporte en el lado colombiano te parecía mucho, cuando llegas a la aduana de Ecuador flipas.

Sellando la entrada para Ecuador

Cola que daba la vuelta a todo el edificio de la aduana ecuatoriana, 2018.

Cientos y cientos de personas haciendo una cola que daba toda la vuelta al edificio y bastantes metros más. La situación es tan desbordante que los policías de aduanas te anotan en el brazo tu puesto en la cola para que puedas salir y volver. Después de más de cinco horas en la cola, ya conocíamos la historia de muchos de los venezolanos que teníamos alrededor.

No solemos hablar de experiencias personales en el blog, pero este episodio ha sido de los más impactantes y tristes del viaje. Miles de personas abandonando diariamente su país. Un país donde mientras esperas en la cola del supermercado, suben los precios de los productos. Donde vale más quemar el dinero que usarlo para comprar cerillas.

Con el sello de entrada en Ecuador, y con dos nuevos amigos venezolanos, cogimos un taxi a Tulcán, que es donde está la terminal de bus más cercana. El precio es de 3 USD. Hay minibuses por 0,75 USD, pero puedes imaginarte la cantidad de gente que hay esperando para cogerlos.

Una vez en Tulcán, hay buses por 6 USD hasta Quito. En febrero de 2018, la terminal esta desbordada de gente y hay buses saliendo constantemente hacia las principales ciudades ecuatorianas y la frontera con Perú.

Pincha aquí para ver nuestros artículos sobre Ecuador

¡Si te ha gustado el artículo, dale al like y síguenos en Facebook 🙂 !

Otros artículos que te pueden interesar

Qué ver en Quito: la mitad del mundo

Quito fue la segunda ciudad en ser nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad, después de Cracovia. Y es realmente merecedora de ese título. Orgullosa e histórica, Quito es una ciudad que sorprende y atrapa.

 

Dinero: dónde guardarlo durante el viaje

¿Llevas un montón de metálico encima y no sabes cómo hacer para sentirte más seguro viajando? No te preocupes, te damos unos consejos para que llevar “cash” no sea un inconveniente.

Guía Parque Nacional Tayrona: cómo llegar y qué ver

Tayrona es un reducto de playas, palmerales, jungla y vida salvaje. En ésta guía te contamos cómo sacarle el máximo provecho a tu estancia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.