Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas

Llegamos a Huaraz, en el Callejón de Huaylas desde Trujillo, y el soroche no tarda en aparecer.

Soroche es el término con el que los peruanos denominan al mal de altura. A veces, no es simplemente estar en un lugar muy alto, sino hacer un salto de altitud muy grande en el mismo día. Y eso le sucedió a Silvia, que nada más llegar a Huaraz pasó las primeras cuatro horas metida en la cama entre nauseas y dolores de cabeza. Así que es mejor tomárselo con calma.

Es ideal si planeas un día de más como preparación o adaptación a la altura. Si vienes con el tiempo justo, entre las prisas y el soroche, puedes pasarte toda tu estancia tirado en la cama.

Hay algunos remedios para evitarlo, en casi todas las farmacias de Perú venden cápsulas para el mal del altura: Coramina, Sorojchi Pills… Otro buen consejo que nos dieron en su día fue: beber aunque no tengas sed, comer aunque no tengas hambre y procurar dormir solo. Algo más local es tomar infusiones o caramelos de coca.

Huaraz se encuentra en plena cordillera andina, a unos 3.090 metros de altitud sobre el nivel del mar. Además de por el soroche, es conocida por sus cimas nevadas y la oferta de turismo de montaña que posee, que es su principal industria.

Es una ciudad de unos 160.000 habitantes, que por sí misma no posee ningún gran atractivo pero, en cambio, posee unos recursos naturales impresionantes en sus alrededores, que la hacen parada obligatoria en el país Inca.

Dónde está Huaraz

¡Justo aquí!

Imagen de wikipedia. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Qué ver en Huaraz

Como te decía, en la ciudad no hay mucho que ver, y todo está en las afueras. Es una putada porque no hay manera de llegar por uno mismo – o al menos no descubrimos la manera de hacerlo en transporte público- y dependes de tours organizados. A diferencia de otros post donde enumeramos los sitios a visitar, te vamos a describir que vimos en cada día de tour para que sepas lo que te espera.

Como Silvia se puso tan mala el primer día, no nos dió tiempo a comparar precios para los tours. Pagamos 35 soles/persona por tour, y al día siguiente confirmamos que poniéndote pesado y yendo a las agencias media hora antes de que cierren, lo puedes sacar por 45 soles para los dos. Lo único importante con las agencias es el precio porque, al final, el recorrido y la filosofía es la misma en todas.

Día 1- Carhuaz, Yungay, Laguna Llanganuco, Caraz, Tarica

En esta excursión recorres el Callejón de Huaylas desde Huaraz hacia el norte, para llegar a la Laguna de Llanganuco. Por un lado vas viendo la Cordillera Blanca y por el otro la Cordillera Negra, y es impresionante. La gracia es que va parando en diferentes pueblos donde puedes ver el estilo de vida de la gente de esta zona: mercados locales, ropa tradicional, artesanías, etc.

Es ideal como primera excursión, porque no realizas ningún esfuerzo físico, en caso de que el soroche te esté dando fuerte. Si no has tenido problemas con el mal de altura, entonces te recomiendo que hagas directamente el tour a la laguna 69.

Carhuaz

Nos recogieron a las 09:00 en el hostel y sobre las 10:00 arrancamos en bus con unas 20 personas en dirección a Carhuaz. La pequeña población de Carhuaz conocida como la “Borrachera” se encuentra a 20 minutos de Huaraz.

Me gustaría contarte las maravillosas atracciones de esta localidad, pero no te dan tiempo a ver nada, así que no me lo quiero inventar xD. Te paran enfrente de una heladería, de la que el guía te va hablando maravillas durante el recorrido, te dan 20 minutos y vuelta al bus. Como mucho te da tiempo ver la Plaza de Armas e intuir el mercado que está en una calle al lado. Eso sí, el helado, muy rico.

Mercado cerca de Huaraz

Mercado de Carhuaz, 2018. Qué ver y hacer en Carhuaz.

Campo Santo de Yungay

Condujimos otros 20 minutos más o menos y llegamos a Yungay. Una ciudad famosa por su triste historia: en el último siglo sufrió dos aludes que cubrieron el pueblo en sendas ocasiones. La última fue en 1970, con un seísmo de 7,8º Richter, que produjo una avalancha que en menos de 3 minutos cubrió todo el pueblo, donde murieron 25.000 personas.

El pueblo quedó totalmente enterrado bajo piedra, nieve y hielo. El gobierno peruano decidió no excavar y dejar el pueblo bajo de los sedimentos. Es justo encima del pueblo enterrado donde te llevan a hacer una ruta de algo menos de una hora. El precio de la entrada es de 5 soles para adultos (no hay descuento para estudiantes).

Entrada a la antigua ciudad de Yungay, hoy en día un cementerio.

En algunos lugares te encuentras entre 4 y 8 metros por encima del pueblo, y puedes ver restos de la antigua iglesia, un autobús y cuatro palmeras que sobrevivieron a la crueldad de la naturaleza.

Bus de Yungay

Restos de un autobús de la tragedia de Yungay, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Además de estos tres puntos, la otra parte que sobrevivió fue el alto del cementerio, donde 90 supervivientes -dos de ellos periodistas japoneses que pudieron tomar imágenes- vieron como una gran avalancha se tragaba todo el pueblo.

Cristo en el cementerio de Yungay

El Cristo donde se reunieron los 90 supervivientes del cementerio. Qué ver y hacer en Yungay.

A la entrada del Campo Santo de Yungay, hay un guía voluntario al que tu propio guía te conduce. Extraño, ¿verdad xD?. La verdad es que en cinco minutos te da una introducción sobre la tragedia con fotos que está muy bien, te pide la voluntad y te vende unos DVD con unas imágenes de lo ocurrido, por 15 soles.

La antigua ciudad se encuentra bajo toda la zona verde que se ve en la foto, 2018. Qué ver y hacer en Yungay.

No sólo sobrevivieron estos 88 vecinos y los dos japoneses. También trescientos niños que se encontraban en el campo de futbol (todavía en pie) de Yungay, viendo la actuación de un circo ambulante.

Dice la leyenda, que uno de los payasos se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, y mandó a los niños salir del estadio por la parte más alejada a la montaña. Y es que lo letal no fue el seísmo en sí, sino la avalancha que provocó.

Muchos de esos 300 niños quedaron huérfanos y fueron apadrinados en muchos países de Europa. Algunos de ellos vuelven durante los aniversarios del terremoto para honrar a las víctimas y participar en las ceremonias. Esta parte del tour esta bien, ya que sí te explican lo que pasó y te dan detalles interesantes.

Laguna Llanganuco

Otra vez para el bus, después de 50 minutos por Yungay, y nos dirigimos a la Laguna de Llanganuco. Una laguna con un color azul precioso, y un paraje espléndido.

Llangauno-Huraz

Laguna Llanganuco, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

La única pega, ver que a los turistas nos hacen pagar 30 soles, el triple que a los locales, para pasar 40-45 minutos allí. Enseguida te hacen volver al bus, para seguir con la excursión. Es lo malo de depender de un tour… Pero el sitio es muy bonito, la verdad.

Yo chupando frío en Llanganuco, 2018. Qué ver y hacer en Huaraz.

Como el tour va a toda velocidad, no te da tiempo a comer hasta las 16:00. Así que nos comimos allí unos sandwiches que llevábamos.

Comida-Restaurante

Nos llevaron a un restaurante alejado de todo, es decir, donde no tienes opción a escoger otro lugar, y con unos precios caros. Nosotros ya habíamos comido, así que tomamos una Coca-Cola entre los dos.

El problema es para toda aquella gente que iba con niños, o que no habían comido… y claro, a las 16:00 de la tarde, pues acabas pagándolo. Estuvimos más tiempo en el restaurante (una hora) que en la laguna o en Yungay.

Caraz

Como íbamos mal de tiempo para ver las atracciones decidieron que lo mejor era ir hasta Caraz, un pueblo del que nada pudimos ver, para meternos en una tienda a vendernos manjar blanco (dulce de leche).

Cada vez tenía más la sensación, de estar en una de estas excursiones que van los pensionistas españoles, que te llevan de Asturias a Lisboa en dos días, y te dan 3 charlas sobre ventas de aspiradores, planchas o cualquier cosa que no te hace falta. Del pueblo no vimos nada, y de la tienda con dulce de leche pensé que era mejor no sacar fotos…

Tarica

Fuera de hora ya, y hasta la narices del bus, y nos llevan a una pequeña casa para vendernos cerámicas y ver cómo un chico hacía una pequeña jarra en un momento (la verdad es que es molón ver cómo moldea el barro).

Evidentemente, de Tarica tampoco vimos nada. Si hubiéramos hecho Yungay y Laguna Llanganuco, sin el resto de paradas comerciales, el tour habría estado genial.

En cambio, la sensación que tuvimos fue que las dos principales atracciones son un pretexto para llevarte a otros sitios y venderte cosas.

Por desgracia, muchos tours funcionan así. El turismo nacional, que es el mayoritario, disfruta de estas paradas y consume en ellas. Tal vez suene un poco más quemado de lo normal, pero es lo que tiene escribir un par de horas después de la experiencia.

Día 2- Glaciar Pastoruri

La tarde anterior aprovechamos que la furgoneta del tour te deja justo en el lugar donde están todas las agencias para preguntar precios. Siempre es mejor ir a última hora, ya tienen los grupos casi cerrado y el precio sale mejor. No hay diferencia entre las actividades de una agencia y otra, así que nos fuimos con la que nos ofrecía mejor precio. Después de preguntar en varios sitios y regatear, conseguimos el tour por 45 soles para los dos.

Nos mandaron estar a las 08:00 en la agencia, pero al final hasta las 09:30 el bus no arrancó. Nos pusimos en marcha, y a los 45 minutos paramos en un restaurante para desayunar, ir al baño y reservare el menú para la vuelta. Otra vez la comida sería a las 16:00 y un sitio aislado y caro, así que nos comimos unos sandwich que llevabamos.

Por fortuna, en el tour del Glaciar de Pastoruri no se realizan paradas comerciales. Durante el trayecto el guía fue haciéndonos una introducción sobre lo que íbamos a ver. Después de un par de horas llegamos al parque natural, donde pagamos 30 soles por la entrada. El paisaje del parque natural es realmente bonito, y nada más entrar ya te das cuenta de que ha merecido la pena ir hasta allí.

Pastoruri visto desde el bus, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas..

Antes de llegar al glaciar harás unas cuantas paradas para ir aclimatándote. El glaciar se encuentra a 5.001 metros de altura. De todas maneras, es probable que sientas que las paradas no han sido suficiente, y vale más que te lleves caramelos de coca, masticar hojas de coca o algún pastilla para el mal de altura.

Visitando Pastoruri

Silvia durante la primera parada, 2018. Qué ver y hacer en Huaraz.

En las paradas el guía te cuenta algunas leyendas sobre la zona y te enseñan los famosos Puya Raimondi, unos árboles súper altos que pueden vivir a más de 4000 metros de altura y durante más de cien años. Y una vez que florecen se mueren 🙁 .

Arboles extraños en Pastoruri

Puya de Raimondi en Pastoruri, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

En las paradas también te encuentras gente vendiendo chocolatinas, agua, caramelos de coca, ponchos, gorros… el precio no varía mucho de lo que te piden los vendedores ambulantes en Huaraz. También encontraras lugareños que ofrecen sacarte fotos con llamas con más “flow” que Will Smith xD.

Llamas en Pastoruri.

Llamas molonas en Pastoruri, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Y por fin, llegamos al parking del glaciar. Allí te deja el bus y tienes que caminar 40 minutos. Calma, que la altura se nota muchísimo.

Trekking Pastoruri

Camino al glaciar de Pastoruri, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Si te sientes muy débil puedes subir parte a caballo, pero después te tocará caminar o que te lleve a cuestas un porteador. Por fortuna, no nos tocó ver a ningún porteador cargar con otra persona, pero el servicio existe (10 soles niños/20 adultos).

Cómo subir a Pastoruri

Caballos para subir a Pastoruri, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Después de recorrer los 3km aproximadamente, llegarás a la laguna donde se encuentra el glaciar. Es de los paisajes más bonitos que he visto, y como era temporada baja, tampoco había mucho ruido o personas que estropearan el ambiente.

Silvia en la laguna del glaciar, 2018. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Es un sitio mágico, habíamos estado este año en los dos glaciares de Nueva Zelanda de la isla sur, y éste es mucho mejor de largo. Por desgracia, el glaciar se encuentra en retroceso, y se piensa que en 10 años habrá desaparecido.

No esta permitido tocar el glaciar, para evitar acelerar su desaparición. Hay cuerdas que no puedes cruzar y un vigilante para que no se te vaya la pinza y te acerques de más. Cuando nosotros estuvimos a un tio se le ocurrió que era buena idea hacer una pelota de hielo…

Glaciar de Pastoruri

Silvia junto al glaciar, 2018. Qué ver en Pastoruri.

Otros tours en Huaraz

Nosotros hicimos el de la laguna de Llanganuco y del glaciar de Pastoruri, pero hay muchos más. Nuestra idea principal era hacer el del Glaciar de Pastoruri (no puedes perdértelo) y el de la Laguna 69, que también incluye la laguna de Llanganuco. Finalmente tuvimos que descartar este, ya que son 16 kilómetros de trekking por encima de los 4.600 metros de altura sobre el mar, y no estábamos seguros si Silvia se levantaría ya aliviada del soroche.

Si tienes la oportunidad y tu condición física te lo permite, yo haría la Laguna 69 en lugar del tour que nosotros hicimos, ya que también incluye la laguna de Llanganuco y te ahorras todas las visita comerciales que nosotros hicimos.

Junto con el glaciar de Pastoruri, la laguna 69 y el tour de Yungay/Llanganuco, otro famoso es el de las ruinas de Chavín de Huantar. Un sitio arqueológico de los antiguos habitantes de la zona y considerado el más importante centro de peregrinación del mundo andino.

Consejos para ir a Huaraz

  • Cuidado con el mal de altura o soroche. Usa un día para aclimatar antes de cualquier trekking. Para combatirlo: mastica hojas de coca, pastillas que venden en la farmacia. Recuerda beber sin sed, comer sin hambre y dormir solo.
  • Regatea a muerte los tours, parece que no te bajan de 30 soles, pero si que lo hacen (especialmente en temporada baja). Es mejor si vas a última hora del día, ya que son más receptivos a bajarte el precio.
  • No contrates ningún tour en la calle, no ofrecen garantías. Vete siempre a las agencias.
  • Los tours en los hoteles son más caros. Utilizan las mismas agencias que hay en el centro. Evita contratar tours en los hoteles y te ahorraras unos soles.
  • Lleva ropa de abrigo y agua.
  • No te olvides de la crema solar, gafas y gorra.
  • Lleva tu propia comida si no quieres pagar por un menú inflado de precio y comer a las 16:00.
  • Caminar en zonas muy altas es traicionero. Camina lento, no es una competición.

Clima

Huaraz posee dos estaciones: la época de lluvias, que va desde octubre a abril, con mañanas soleadas y tardes lluviosas. Y otro espacio más templado y seco, que ocupa desde mayo a septiembre, con días donde el sol aprieta y noches frías.

Tiempo en Huaraz

Tabla de temperaturas en Huaraz.Imagen de es.climate-data.org. Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas.

Es necesario llevar ropa de abrigo, pero lo mejor es que salgas con una mochila o bolso grande, ya que durante el día con el sol es fácil que haga calor, y entonces te sobrará la sudadera y chubasquero. Durante las tardes es fácil que llueva, así que no te dejes el poncho o un pequeño paraguas en el hotel. Tampoco te olvides de la crema solar y gafas de sol (el sol aquí arriba es muy agresivo).

Cómo llegar a Huaraz

Llegamos en autobús, con la compañía La Línea. Nos salió el billete por 30 soles y el trayecto dura unas 9 horas. Si eres de marearte fácil tómate algo para el mareo, porque hay unas curvas guapas en la última parte del recorrido.

Para conseguir un buen precio de bus, lo mejor es utilizar buscadores. Nosotros utilizamos estos dos: Redbus y Busbud. Puedes encontrar buenas ofertas en buses espaciosos y con asientos que se reclinan bastante.

Siempre llevamos comida para estos buses. En muchos te dan comida, pero otros te paran en restaurantes en medio de la nada. Infórmate siempre antes de subir.

Dónde dormir en Huaraz

Tuvimos la fortuna de quedarnos en el Hostel Alpes Huaraz, a dos pasos de la calle principal de Huaraz,  con unas instalaciones muy buenas y amplia oferta de actividades y descuentos en masajes, transportes, etc.

Es un hostel que sorprende, porque por su fachada parece un edificio pequeño y cuando entras es enorme, con vegetación y muy bien aclimatado. Además tiene una terraza en el ático con unas vistas impresionantes de los alrededores.

El wifi iba bien, hay cocina, tienen desayuno incluido y algo que no hemos encontrado en mucho tiempo en Perú… ¡duchas con agua caliente!

Cómo ir de Huaraz a Lima

Fuimos en bus nocturno a Lima con Cruz del Sur. Siempre estamos buscando ofertas y encontramos billetes a muy buen precio por 53 soles por persona (8h30min). Cruz del Sur es seguramente la mejor compañía de transporte. Los buses son cómodos, tienen WIFI, cargador USB, y nos dieron cena caliente y desayuno.

¡Si te ha gustado el artículo, dale al like y síguenos en Facebook 🙂 !

3 Comentarios

  1. can

    me parece muy interesante todo el recorrido, pero veo que lo pasasteis mal con la altura y eso no me gusto nada. pero sigo diciendo que sois DOS GRANDES SUPERVIVIENTES. Un abrazo desde mi refugio

    Responder
  2. Alessandro

    Me parece que sufren mucho en vez de disfrutar ,esta bien viajar ahorrando pero para viajar como ustedes lo hacen mejor me quedo en casa ahorro un poco más pero no voy a dar pena por alla, muy muertos de hambre los veo para ser europeos ¿compartir una coca cola? ¿Wtf?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.