¿A qué vais a Iquitos? Esa misma pregunta nos hizo un chico argentino en el paso de La Balsa, en la frontera entre Ecuador y Perú. Me quedé un poco pillado y miré hacia Silvia, porque fue ella quien preparó el itinerario para el país inca. Ella también puso una expresión extraña, y contestó lo esperado: no sé, ¿a la selva, no?.

Después nos explicó el por qué de su pregunta. Iquitos es considerado uno de los lugares más populares en el mundo en el uso de la misteriosa planta ayahuasca. Lo notarás nada más llegar a la capital de Maynas: toda la ciudad está llena de comerciales que te pueden vender tanto un tour a la selva como una experiencia con ayahuasca. Pero dejemos este punto para más adelante, sigamos con Iquitos.

La ciudad más grande del Amazonía peruana es un sitio peculiar. Esta incomunicada con el resto del país por tierra, así que solo se puede llegar desde el aire o por barco a través del rio. Nosotros llegamos en un barco rápido desde Yurimaguas, que tarda unas 12 horas. Esta considerada la ciudad más grande del mundo (500.000 habitantes) sin conexión por tierra con otros puntos. Aquí la industria del turismo se mezcla con otras como la maderera, pesquera, petrolera, minera y agrícola.

La parte turística de la ciudad no es muy grande: la zona del malecón que da al río, la plaza de armas, el mercado de Belén y poco más… pero si que posee en sus alrededores una verdadera joya turística: la selva amazónica.

Por lo aislado que está y lo difícil que es llegar hasta allí, te recomiendo que no vayas hasta Iquitos si no quieres hacer al menos dos días de tour por la selva. La ciudad en un día se ve bien, y a pesar de ser bonita (su zona turística), no merece la pena pillar un avión o un barco de uno o tres días, sólo para ver sólo Iquitos. Lo ideal, si el tiempo te lo permite, es una semana, para ver tranquilamente la ciudad, hacer 2 noches y 3 días de tour por la selva, y si te da por ahí, probar la ayahuasca.

Breve Historia

La fundación de Iquitos viene de la mano de los jesuitas. Estos llegaron a la zona de Iquitos alrededor del año 1757, y fundaron un poblado llamado San Pablo de Napeanos. En la zona vivían nativos de las etnias Yameo e Iquitos.

Con el transcurrir de los años, los nativos napeanos fueron abandonado el poblado hasta solo quedar nativos iquitos. De ahí que a posteriori el pueblo fuera conocido como El caserío de Iquitos.

Hasta la instalación de la Factoría Naval en la década de 1860, Iquitos era una pequeña villa. Debido al lugar estratégico que ocupa la ciudad, acabo convirtiéndose en un lugar de gran importancia para el estado.

Dos décadas después comenzó la fiebre del caucho, que movió un gran flujo comercial a la ciudad amazónica. Iquitos se convirtió de uno de los principales productores de caucho de todo el continente americano. Mucha gente del resto de país y también de Europa vinieron aquí en busca de fortuna, en muchos casos a través de la explotación de la población local. Esta inmigración del viejo continente fue la que dejó una arquitectura de estilo europeo por el centro de la villa.

El negocio del caucho empieza a decaer a principios de siglo XX, cuando otras naciones como Singapur y Malasia comienzan a ser también grandes productoras.

Dónde está Iquitos

¡Justo aquí!

Dónde esta Iquitos en Perú

Imagen de wikipedia. Qué ver y hacer en Iquitos.

Qué ver

Mercado flotante de Belén

El mercado más auténtico de la zona, parada obligatoria si vas a Iquitos. No te pierdas el Pasaje Paquito, una de las calles del mercado donde venden productos y medicinas de la selva, así como remedios de amor y otras “pociones mágicas”.
Mercado Belén en Iquitos

Calle de la brujería en Belén. Qué ver y hacer en Iquitos.

Lo mejor es que vayas por la mañana y estés de vuelta antes de las 13 horas. A partir de esa hora el barrio empieza a estar más vacío y se torna algo peligroso. Durante la visita al mercado lleva la mochila hacia delante y no pierdas de vista tus objetos de valor. El barrio es famoso por su increíble paisaje de casas flotantes, pero también por su delincuencia
Casas flotantes Iquitos

Casas flotantes en Belén, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Malecón Tarapacá

A orillas del río Itaya se encuentra el malecón, el centro de la vida de Iquitos cada atardecer. Con abundantes cafés, restaurantes y plazitas, es el mejor sitio para pasar la tarde noche observando la vida local de la ciudad. Es un sitio bastante interesante durante las noches, dónde se juntan todo tipo de estafadores y artistas, más de lo primero. Puedes pasarte un buen rato viendo como algunas personas se lo montan para llevarse los cuartos de locales y turistas. Ten cuidado también por esta zona, se forman grandes grupos de personas, y roban a menudo.
Malecón Amazonas

“Artistas” sospechosos en el malecón de Iquitos, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Casonas

La fiebre del caucho a finales del s. XIX y comienzos del XX impulsó el desarrollo económico de Iquitos. Uno de los signos de este apogeo es la arquitectura de las casonas de la ciudad, donde los barones del caucho establecieron sus viviendas y negocios. Las más famosas son la Casa de Fierro, el Exhotel Palace (ahora Casa Malecón Palace), la Casa Fitzcarrald, la Casa Luis E. Morey, la Casa Cohen y la Casa Ríos Padilla.

Arquitectura europa en Iquitos, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Plaza de Armas

Es una típica plaza de armas peruana, pero sin mayor notoriedad. En su centro se encuentra el Obelisco de los héroes, un tributo a los soldados caídos en la Guerra del Pacífico. Cerca de la Plaza de Armas se encuentra la oficina de Turismo.
Centro de Iquitos

Plaza de Armas en Iquitos, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Pueblo Padre Cocha y Centro de Rescate Pilpintuwasi (Mariposario)

A 20 minutos en barco del embarcadero Bellavista Nanay, encuentras Padre Cocha. Allí vive la etnia Kukama Kukamiria conocida por sus trabajos en arcilla. Desde aquí puedes ir caminando hasta Pilpintuwasi, un centro de rescate de animales silvestres y mariposario que alberga varias especies de monos, algunos tapires y hasta un ocelote y un jaguar.
Animales en Iquitos

Mariposario de Iquitos, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Es interesante ir porque es un centro de rescate, no un zoo. Los animales que están allí se intentan integrar de nuevo en la selva, por lo que no te permiten tocarlos, alimentarlos, ni hacen shows con ellos. El mantenimiento del centro depende de la generosidad de los visitantes, pagando las entradas y comprando las artesanías que venden allí o patrocinando animales.

Loros en el mariposario de Iquitos, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

El bote para llegar cuesta entre 2 y 3 soles y sale del Bellavista – Nanay. Los buses llegan hasta aquí por 1 sol, y los moto taxis por 5 soles. Pregunta a cualquier persona en la calle y te indicarán en que calle se cogen los buses, se pueden parar simplemente haciendo un gesto con la mano. Los locales pagan 1 sol por el trayecto en bote, a ti te pedirán entre 2 y 3 (nosotros pagamos 2 soles). La entrada a Pilpintuwasi cuesta: Adulto extranjero 30 soles / Estudiante 15 soles. Incluye un guía gratis si vas a las 9:30, 11:00, 12:30, 13:30 y 14:45.
Barco para el Mariposario de Iquitos

Embarcadero de Cocha, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Desde esta zona también puedes caminar y visitar las comunidades Yaguas y Boras.

Centro de Rescate Amazónico (CREA)

Este centro se encarga de rescatar y liberar especies de la fauna amazónica que se encuentran en peligro de extinción. Durante el recorrido por el centro se puede apreciar a los animales que han sido rescatados y están en proceso de rehabilitación.
Allí encuentras el manatí en varias fases de desarrollo, ranas, tortugas acuáticas y de tierra, crías de caimán, y hasta nutrias.

Manatí nadando, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Para llegar coge un bus en dirección al aeropuerto o Quistococha y dile al conductor que os deje en CREA. El pasaje cuesta 1,5 soles. El moto taxi cuesta unos 12 soles. Si optas por este medio, negocia el precio antes de subir. La entrada a CREA cuesta 20 soles para adultos extranjeros y 10 soles si eres extranjero, y cuenta con recorrido guiado cada poco tiempo.

Complejo turístico Quistococha

Se encuentra a orillas de la laguna de Quistococha y cuenta con una playa donde te puedes bañar y dar un paseo en bote. Puedes hacer caminatas por su bosque de 369 hectáreas, donde encontrarás una buena muestra de flora y fauna amazónica.
En este complejo se incluye lamentablemente un zoo, y más lamentable aún es la situación en la que, todo el mundo comenta, se encuentran los animales. Nosotros decidimos no ir, pero si queréis llegar, hay buses urbanos directos a Quistococha por 1,5 soles, unos 45 min aproximadamente de camino.

Mirador turístico del Amazonas

Aquí puedes llegar de nuevo desde el embarcadero de Bellavista – Nanay. Hay que pagar entrada (creo que alrededor de 1 sol) y se trata de un mirador que se encuentra en lo alto de la colina donde habita la comunidad Independencia. Desde aquí puedes ver el río Amazonas, la ciudad de Iquitos y el verde intenso de la Amazonía.

Fundo Pedrito

Este fundo es realmente un criadero de caimanes donde puedes ver y alimentar diferentes especies endémicas de la Amazonía como el propio caimán, pirañas y paiches, el pez más grande del Amazonas. A nosotros no nos gusta este tipo de negocio y no pasamos por allí, pero cuidado con los Day trip, que te prometen ver caimanes y luego te traen aquí. 
Hasta aqui se llega en bote, desde Bellavista – Nanay, y hay que pagar entrada.

Tours por la Selva

Es una misión un poco ardua, porque todo el centro de Iquitos esta lleno agencias y de comerciales. Son bastantes pesados por la calle para que entres en su agencia, y al final cuando entras la gran mayoría dan sensación de cantamañanas xD.

Hay varios tipos de tour por la selva, que se pueden dividir en tres: el gringo tour, el tour normal, y el tour aventurero. Casi todos ellos te llevan a un “Lodge”, es decir, a una especie de resort/albergue a las afueras de Iquitos o en zonas lejos de Iquitos, más aisladas y más cercanas a selvas vírgenes.

El gringo tour – así lo llaman los mismos tour-operadores – es todo un “fake”. Te llevan a visitar falsos poblados de indigenas, sin ropas y con las caras pintadas para que bailes con ellos. Algunos incluso hacen ver que no hablan español, o que no han visto nunca un reloj. Cuando la realidad es que hablan español como tú y como yo, llevan ropas normales en su vida regular y que tienen teléfonos móviles de última generación. También te llevan a visitar criaderos de animales, en sospechosas condiciones, y te garantizan poder ver y agarrar animales. Todo depende de ti, pero yo me alejaría lo máximo posible de estas experiencias edulcoradas.

Tribus de mentira en Iquitos.

Tribus fakes para gringos. Imagen de www.djibnet.com. Qué ver y hacer en Iquitos.

-El tour normal: nosotros hicimos este. Nos fuimos a un “Lodge” a dos horas de Iquitos, cerca de la entrada a la reserva natural de Pacaya Samaria.

Albergue de Curuhuinsi

Lodge de Curuhuinse. Durante la época de lluvias el agua llega hasta la plataforma del edificio. Qué ver y hacer en Iquitos.

Dormimos las dos noches en en Lodge, visitamos el tour en canoa, viendo monos, pájaros, delfines, fuimos a ver crías de caimán por la noche por unas ciénagas en la que habría que abrirse paso a machete desde la barca, tarántulas, sapos enormes, hicimos excursión de 3 horas por la selva (que nos hizo alegrarnos de no haber pillado el tour aventurero)… Y por supuesto no fuimos a visitar falsas tribus, ni a manipular pobres animales.

Caimanes en Iquitos

Cria de caiman en una laguna, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos

El tour aventurero: si te apetece visitar la mayor reserva del Perú (Pacaya Samaria), un lugar muy protegido, este es tu tour. Muchas agencias publicitan que organizan viajes a este parque, pero pocas tienen autorización. Así que muchas te venden un producto falso. Si la agencia te garantiza que dormirás en un “Lodge” en la Pacaya Samaria, es mentira. Por ley no hay. A lo sumo podrás dormir en la casa de un campesino, y el resto tienda de campaña/carpa. Este tour suele ser algo más caro, porque hay que pagar la licencia del parque. En una agencia que inspiraba confianza nos dejaron a llegar el precio en 230 soles al día, aunque final no lo pillamos. Nos decidimos por el tour normal, y después nos dimos cuenta de que hicimos bien. Solo media hora en la selva te hará ver que es un lugar muy duro ¡hay millones de mosquitos! que pican por encima de la ropa, un calor horrible y caminar se hace muy difícil. Nosotros estuvimos 3 horas y fue duro, no me quiero imaginar tres días sin respiro…

Caminando a través de la selva

Abriéndonos caminando con machete por la selva, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Es difícil buscar una agencia de confianza. Estábamos tan saturados de comerciales y de vende humos que nos fuimos a Tripadvisor y ahí buscamos agencias con buenas puntuaciones.

En nuestro caso lo hicimos con Curuhuinsi Lodge, su dueño Gerson lleva 20 años en esto y recibido unos cuanto galardones internacionales, de empresas que promueven el turismo con guías locales. El tour fue según lo esperado y nos quedamos bastante contentos. Nos pedía por día 250 soles, conseguimos rebajarlo hasta 180, tal vez ayudó la temporada y que ya tenía a dos chicas para el mismo día. Los guías era super buenos para ver los animales desde lejos y muy respetuosos con el entorno. La única pega, pero esto es sólo para los no hispanohablantes, que sólo el dueño habla inglés, los guías no.

Atardecer en el Amazonas.

Atardecer en el Amazonas, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

El tour con casi todas las agencias es abierto. Ellos te dicen las actividades que hay y tu puedes decir cuáles quieres hacer y cuándo. También puedes advertirles sobre tus gustos en comida, ya que serán ellos quienes cocinen para ti. Lleva repelente, pantalones largos y mangas largas para protegerte de los mosquitos. También algo para entretenerte mientras descansas en el Lodge.

Cómo ultimo consejo, no dejes que los comerciales te acerquen a las agencias. Ellos se llevan una comisión por acercarte, y te encarecerá el tour o la opción de regatear.

Experiencia ayahuasca

En primer lugar una aclaración, mamá si estas leyendo esto hablo en primera persona para darle más cercanía al artículo. Yo no lo probé, me lo contó un amigo :P. Vale, ya puedo seguir en paz xD.

Son muchos los turistas que vienen a Iquitos en busca de una experiencia con la ayahuasca. ¿Pero qué es la Ayahuasca? Es una planta tradicional del Amazonas, también conocida como la planta sabía y utilizada durante milenios por sus habitantes. Es una mezcla de dos plantas: la enredadera de ayahuasca y un arbusto llamado chacruna, que es el que contiene el alucinógeno DMT. Según me explicaron durante mi experiencia, nuestro organismo rechaza el DMT, al llegar al estómago, éste lo descarta. Así que necesitas un deshinbidor que permita que el cuerpo acepte el DMT. Este deshinbidor es la ayahuasca.

Cocinando ayahuasca. Imagen de telespectador.com. Qué ver y hacer en Iquitos.

¿Por qué la gente quiere experimentar con ayahuasca? Suele haber varias razones comunes; mucha gente busca tener una experiencia del más allá, conocerse mejor así mismo, enfrentarse a sus miedos, limpiar su organismo o alimentar su curiosidad. Algunos lo hacen por pura diversión, esperando ver gnomos que salten por la selva. Pero la ayahuasca no es un juego, y tampoco es algo que se pueda tomar a la ligera, hay un riesgo detrás de su uso y es fundamental que lo conozcas. Por eso fundamental que te informes antes de dirigirte a cualquier lugar.

Cómo y dónde contratar una toma de Ayahuasca

La misma gente que vende los tours suelen tener “chamanes” para tomar con ellos. Pero muchos suelen ser “chamanes” como dicen los curanderos, es decir, gente de poco fiar que te da un vaso hasta arriba de ayahuasca para que te pegue un viaje que no sepas dónde estas. Y eso puede ser peligroso.

Se te puede ir la olla, te puede dar una viaje super malo y nadie te va a poder bajar de él, una arritmia. O te puedes quedar inconsciente durante la experiencia, lo cual es poco o nada productivo porque no puedes construir nada sobre tu experiencia. Y si eras una chica y vas sola, puede ser peligroso, hay casos de chamanes que han abusado de chicas cuando estas estaban incosciente.

Busca en blogs, pregunta a gente por la calle (está lleno de hippies), en tu hotel… la ayahuasca es tu tema normalizado en Iquitos. No es una sustancia perseguida y penalizada como las drogas en occidente, así que puede preguntar sin problema. Una vez que consigas el nombre de un médico ó curandero, cómo más te guste llamarlo, pide referencia. Date otra ronda por lo tours, pregunta por tour por la selva y al final les preguntas por el curandero en referencia. Es importante que encuentres un curandero que sepa lo que hace, y que tu además puedes ir lo más tranquilo posible.

En mi caso iba con un nombre en mente “Comunidad Arco Iris”. Es una comunidad (hippie) que viven en la selva, a mitad de camino entre Nauta e Iquitos. Puedes contactar con ellos a través de Facebook o de su página web. Cobran 20 soles por estancia, más el precio de las ceremonias (no se a cuanto lo están cobrando), tendrás que llevar contigo algo de comida…y tiene una serie de normas que deberías de revisar antes de ir. Es una especie de comunidad semi-nudista, mírate bien su página web y mira a ver si te convence. Creo que su Tayta es una curandera, pero no se si es buena o no. Conocimos la comunidad a través de un hippie argentino que había estado allí.

Mi mejor recomendación es que preguntes mucho y te informes bien sobre quién te vas a ir. Intenta contrastar la información y que te den referencias. Ya de antemano todos te van a decir que su curandero es nativo, que viene una familia de chamanes y que su medicina es muy efectiva…siempre cuentan el mismo rollo xD.

En mi caso conocí a la persona con la que me fui de casualidad. Estaba por el malecón y había un grupo de hombres haciendo una “performance” extraña, había dos señores sentado en un banco, me senté con ellos y les pregunte que hacían. De ahí empezamos a hablar y surgió la conversación de que era curandero, me dio su tarjeta y me dio que preguntará referencias en el Café Karma, un café muy occidental y moderno que hay en el centro. Y eso hice, me fui al café, hablé con el dueño (un chico francés) y me dijo que era muy buena opción.

Me comentó que era un sitio seguro, económico, y que era un hombre con ascendencia de curanderos, y sin masas de turistas. Él había ido en varías ocasiones. También me hablo de otros lugares, más caros y donde según él “ibas a flipar un montón”. Me pareció más lúdico el concepto, pero te dejo aquí los nombres por si interesa y quieres chequear:

  • Kapirari
  • Nrue Rao
  • Dream Glade
  • Templo of the way light

El contacto del curandero que visite es el siguiente: www.lacasapachamama.com. Su nombre es Manuel, y paso dietando y preparándoselo aislado con su maestro durante 5 años en la selva totalmente aislados. Es muy prudente con la medicina, y desde la ignorancia, me dio la sensación de que sabía lo que tenía entre mano. Con él las ceremonias cuestan 100 soles, con el alojamiento y la dieta incluida. Tiene su casa a 20 minutos en lancha de Iquitos, en un pueblo llamado el Milagro. Es un pueblo dónde viven 20 familias, es un sitio bastante auténtico y alejado del concepto turístico de la ayahuasca.

Ayahuasca en Iquitos

Casa Pachamama, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

El precio normal de una ceremonia con un tour es de 150 soles + 70 por el alojamiento. Aunque luego encontrarás sitios más occidentales, con wifi y a tope de prestaciones que pueden costar una semana 1500 dólares americanos.

¿Es seguro?

Quiero aclarar que no soy un especialista en esto. Lo probé una vez y hablo desde mi propia experiencia y lo que aprendí aquellos días. Lo mejor es que también te informes por tu cuenta.

En mi opinión creo que es seguro si lo haces con alguien responsable, que conozca la ayahuasca, y que su intención no sea que te pegue el viaje del siglo para ver ballenas flotando en el universo. Hace una semana murió una mujer chilena epiléptica al probar la medicina. Ha habido casos de gente que se la ido la pinza y ha matado a otra persona durante la ceremonia, gente que se quedó medio colgada por el viaje, chicas que han sido tocadas durante la ceremonia… lo que está claro es que no es un juego. Y es algo que merece respeto, por su significado, su historia y por los efectos que puede causar en ti.

No escatimes dinero. Si tienes que pagar más por ir con alguien de confianza hazlo. Y si tienes algún tipo de problema mental, o del corazón es mejor que lo evites. Habla con el curandero, coméntale tu estado de salud y tus dudas. Es normal que antes y al principio de la ceremonia puedas estar nervioso. Relájate, piensas en positivo y disfruta de la experiencia.

Experiencia personal (de un amigo xD)

Podría decir que fue positiva, pero demoledoras con mi cuerpo las últimas horas. Al ser la primera vez, la toma que me dio fue pequeña, casi como la de un niño. No quiero describirte el ritual, porque es algo bonito de ver y vivir por un mismo, así que solo describiré mi experiencia personal.

Estaba muy frío de cabeza esperando a tener visiones de un momento a otro, cosa que nunca llegó a pasar, o no del todo, porque la oscuridad del lugar a veces si que me hacía confundir algún forma. Podía ser parte de mi propia auto sugestión. También es verdad que con el paso de los días, la propia experiencia fue volviendo diferente en mi recuerdo. Algo un poco extraño.

Después de media hora sentado, empecé a notar un calor muy intenso y sudores, y a continuación una sensación de mareo extraño y pesado. No me encontraba mal pero decidí tumbarme. En horizontal el mareo desapareció, todo mi cuerpo se relajó y tenía una sensación de paz y también me atrevería a decir que de amor.  Era estar en una especie de lugar entre el sueño y la realidad, pero todo el tiempo consciente. Estaba pensando en mis cosas, temas totalmente normales, ninguna inquietud que fuera a cambiar mis valores o el transcurso de mi vida. Estuve casi tres horas mientras la ceremonia duraba. Sin rastro de mareos o gana de vomitar. Todo ese tiempo escuchaba de fondo a toda clase animales en la selva haciendo sus respectivos cánticos o ruidos, a veces el volumen que alcanzaba este concierto selvático era casi como el un altavoz.

Después de esas tres horas, el chamán se me acercó y me dijo que si estaba bien podía irme a la habitación. Él sabía que si seguía allí tumbado, a su lado, no iba a vomitar. Es raro de explicar pero su energía te protege durante la ceremonia. En cuanto me levante y salí de la cabaña y su oscuridad, todos los estímulos que había afuera: luz, lluvia, mosquitos y mi verticalidad, me hacían imposible estar de pie y me generaban ganas de vomitar.

Pude llegar hasta la cama donde me tire mareado. Me desperté al poco rato, con ganas de vomitar, y un gran mareo. Una sensación parecida a cuando tienes un corte de digestión. Durante las tres siguientes horas no paré de vomitar y de ir al baño. Era lo que se conoce como la purga. La ayahuasca estaba limpiando mi cuerpo por dentro. No dejaba de sudar, y a veces notaba el ritmo cardiaco algo más rápido. Hasta que en la ultima “vomitada” la temperatura de mi cuerpo bajó y me dormí.

Esa fue mi experiencia. Pero a cada persona la ayahuasca le sienta de manera diferente. De hecho mucha gente dice que es la planta y su sabiduría hace que a cada persona le produzca un efecto distinto. Es una idea más romántica… pero bueno ahí está. Si que es común cuando se toma, el vomito y las ganas de ir al baño.

Espero que mi experiencia te haya servido de algo. Y ahora depende de cada un@ experimentar o no :). En estas situaciones siempre recuerdo una cita del filósofo español Antonio Escohoado: “Dogmatismo es preferir prejuicio a juicio, legislación a derecho, lo acostumbrado al libre examen”.

Por último deja que volver a aclarar que mi conocimientos sobre Ayahuasca solo alcanzan a mi única experiencia y que lo mejor es que te informes en portales sobre el tema. Internet esta llena de información sobre este interesante mundo.

Clima en Iquitos

Las mejores fechas para viajar a Iquitos es entre los meses de abril a octubre, es decir en su época seca. De diciembre a marzo llegan las lluvias, y puede que te guste la lluvia, pero el problema no es agua. El problema son los mosquitos que la lluvia hace despertar. Nosotros hemos venido en febrero y nos los estamos pasando bien de todas maneras. Aunque la verdad, estamos petados de picaduras xD.

Aquí te dejamos un gráfico con los detalles del tiempo:

Clima en Iquitos

Gráfico de www.donde-y-cuando.net. Qué ver y hacer en Iquitos

Cómo llegar a Iquitos

Nosotros veníamos de Ecuador. Así que desde la frontera hicimos la ruta Chachapoyas-Moyobamba-Yurimaguas por tierra. Desde Yurimaguas hay dos opciones, coger un barco lento que tarda 3 días, o uno rápido que tarda 12 horas.

En el barco lento tendrás que comprarte una hamaca y una mosquitera así que al final te saldrá igual de precio que el rápido. La teoría de ver el paisaje es buena, pero durante un par de horas… tres días viendo el mismo paisaje llega a ser cansino. En Moyobamba conocimos a una familia oriunda de Iquitos, y nos recomendaron viajar con la compañía de Los Eduardos. Han comprado hace poco un barco (rápido) nuevo y está muy bien. Te dan de desayunar y de comer, aunque es escasa la comida, y tienes agua y Coca-Cola todo el día. El precio por persona es de 150 soles.

Barco Eduardo I, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

Interior del barco. Qué ver y hacer en Iquitos.

En cualquier caso llegarás a Nauta, porque es la opción más económica. De Nauta a Iquitos salen minivan constantemente por 10 soles y tardan 2 horas.

Un consejo: una vez llegues a Nauta, no pagues más de 1,5/2 soles por el trayecto en mototaxi a la estaciones de minivan, puesto que es un trayecto corto, unos 2 km. Para hacerlo más barato, sal del embarcadero y camina unos metros hasta la calle general que te encuentras de frente. Ahí hay un montón de mototaxis, y seguro que por 1-1,5 soles te llevan.

Dónde dormir en Iquitos

Tuvimos la oportunidad de quedarnos en el hotel Emperador Terraza. Justo al lado de la plaza de armas, es un hotel ideal si quieres privacidad por unos días y descansar de tanto albergue. Las habitaciones tienen aire acondicionado y televisión por cable, lo cual es un lujo en Iquitos. Es muy buen lugar para descansar y estar tranquilo.

Después de nuestro periplo por la selva, tuvimos que apretarnos el cinturón y volver a un albergue. En esta ocasión nos quedamos en La Maison (la Casa del Francés), es una calle justo encima del Emperador Terraza. El hostel es muy barato (18 soles) y esta muy bien ubicado, pero las camas son horribles para dormir. Un día, dos se puede pernoctar, pero más puede ser matador para tu espalda. Pero bueno, con ese precio, tampoco se les puede exigir mucho más…

Dónde comer en Iquitos

Encontramos los precios de los menús algo más caros en Iquitos que en otras ciudades en el norte de Perú. También es un punto más turístico. Veníamos comiendo por 5 soles, y aquí casi todo los menús se van a diez.

Hay un restaurante por el centro, que se llama Pikanto. Es un hotel que tiene restaurante, con menús a 10 soles y ceviche + Coca-Cola a 15 soles. La comida esta muy muy buena, no es el tipo menú cutre que te sirve para alimentarte y está. Aquí la comida esta muy buena.

Ceviche, 2018. Qué ver y hacer en Iquitos.

También descubrimos gracias al dueño del Hotel Emperador Terraza, una cafetería llamada Cafezinho, donde puedes probar un frappé de Oreo, que es de otro mundo… También es buen lugar para desayunar o picar algo, y por la noches tienen música en directo. Si quieres desayunar bien, por 10 soles puedes comerte un desayuno continental. Pero sobre, es un lugar donde ir a pillar cafés y frappés helados (tienen un montón de variedades), para caminar por el malecón.

5 Comentarios

  1. Can

    La experiencia cada vez es mas sorprendente, impresionante todo y las fotos preciosas

    Responder
  2. César Rodriguez

    Me encanto tu Historio, y hasta me vacile con el aviso a tu mamá. Muy bueno, se te agradece por tan buena excelente información. 😀

    Responder
    • Jonás Ordoñez

      Hola César,

      Muchas gracias por tu comentario, mi madre no se quedo tan contenta pero conseguimos sortearlo xDD.

      Un abrazo.

      Responder
  3. Julio Chacon

    Mil Gracias por tu Historial sobre este tema tan Importante. Ahora tengo idea que esperar y como tener una súper experiencia. …,

    Responder
    • Jonás Ordoñez

      Hola Julio, muchas gracias a ti por el comentario 🙂 . Un abrazo,

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.