Qué ver en Cusco: la capital del Imperio Inca

Cusco fue la antigua capital del imperio Inca, el imperio prehispánico más grande de todo el continente americano. Actualmente, la constitución peruana recoge a Cusco como su capital histórica. La extensión de este vasto imperio iba desde Pasto (al sur de Colombia) hasta Talca (Chile), ocupando casi toda la extensión de la cordillera andina.

Extensión del impero Inca. Imagen de Wikipedia.

Cuenta la historia, o más bien la leyenda, que un día el dios Inti (el Sol) estaba observando la tierra y sus habitantes, y no se quedo muy conforme con lo que vio. Hombres y mujeres vivían en un estado de salvajismo total y no conocían tenían ningún tipo de conocimiento que les ayudara a prosperar y a convivir entre ell@s.

Así el que el dios Inti, se puso manos a la obra y decidió tener dos hijos que enseñaran a l@s pobladores de la zona los conocimientos necesarios para crear una civilización. Creo a Manco Capac y Mama Ocllo, en una isla del Lago Titicaca.

Su padre el Sol les dijo que podían ir donde quisieran pero, a cambio, Manco y Mama tenían que hundir una varilla de oro y donde esta varilla se hundiese de un solo golpe, allí debían asentar su corte.

Pronto las enseñanzas de Manco y Mama empezaron a tener sus frutos, así que el dios Sol decidió crear una ciudad que fuera cuna de su imperio: así nacería la legendaria ciudad de Cuzco.

Cuzco acabó siendo la capital y sede del Gobierno del Reino de los Incas, y siguió siendo así una vez que los españoles llegaron. Era la ciudad andina más importante, y por esta razón su conquista se convirtió en una misión tan importante para los españoles. Cuando Pizarro la conquista en 1.534, funda al estilo español la nueva ciudad de Cusco. Construyendo encima de importantes edificios incas, otros de carácter administrativo o cristiano.

Eso es lo que encontrarás hoy en día en Cusco, el orgullo histórico de su pasado inca, mezclado con ese cristianismo impuesto tiempo atrás y venerado en la actualidad.

Toda esa mezcla da lugar a un sincretismo oscuro, dolido, misterioso y orgulloso que se puede respirar -siempre y cuando te llegue el oxiígeno para ello- en las legendarias calles de esta ciudad eterna. Dos días es más que suficiente para impregnarte de sus historias y gentes, Machupichu ya es otro cantar.

A continuación te explico que puedes ver y conocer en Cusco en un par de días.

Dónde está Cusco

Cusco, la ciudad imperial de los incas, se encuentra en el sureste de Perú, como puedes ver en el mapa:

Cusco. Imagen de Wikipedia. Qué ver en Cusco, 2018.

Cuándo ir a Cusco

La temporada de lluvias va de noviembre a abril, y de mayo a octubre es la estación seca, aunque el clima en esta zona es muy cambiante y puede haber lluvias cualquier día del año.

Cualquier fecha es buena para ir, si no te importa hacer turismo bajo la lluvia. Nuestra experiencia es que por la lluvia llega a última hora de la tarde, por la noche, y temprano por la mañana. El resto del día solía hacer bueno.

Eso sí, en esta zona puede haber derrumbes o deslizamientos, sobre todo a principios de año, asi que si vas a Machu Picchu, intenta llegar con tiempo, por si las moscas.

Si viajas en vacaciones de verano de Europa (junio a octubre), navidades o durante fiestas, tendrás que programar el viaje con mucha antelación, y te encontrarás precios más caros. Si evitas estas fechas, encontrarás verdaderos chollos, y se abrirán las puertas al regateo máximo.

Souvenirs cusqueños. Qué ver en Cusco, 2018.

Cómo ir de Lima a Cusco

Puedes ir en avión, pero es poco recomendable porque el salto de altitud, del nivel del mar a 3.400 metros, puede hacerte pasar un mal rato. Sin embargo, el resto de opciones tampoco son demasiado rápidas.

La ruta de Lima a Cusco en autobús es todo un clásico. Son poco menos de 24 horas y en el trayecto te da tiempo a ver parte de la gran variedad de paisajes que Perú puede ofrecerte. Si te animas a hacer esta ruta, te invito a que te leas este artículo de El País que no tiene desperdicio: describe la ruta de maravilla y, sobre todo, como serán tus impresiones (y sensaciones, más bien) durante el trayecto.

Hacer esta ruta era nuestro plan inicial, pero finalmente decidimos hacer una parada en Nazca, que mereció mucho la pena.

Pincha aquí para leer nuestro post sobre las Líneas de Nazca.

Los tickets de bus Lima – Cusco directo cuestan unos 80 – 120 soles. Nosotros pagamos Lima – Nazca: 30 soles en Cruz del Sur, viajando por la mañana, con desayuno incluido; y Nazca – Cusco: 80 soles en Superciva nocturno, con cena caliente y desayuno.

Hoja de coca para el soroche. Qué ver en Cusco, 2018.

Dónde dormir en Cusco

Bernardo, el gerente del hostel Puma Kiru, nos invitó a quedarnos en uno de sus alojamientos mientras visitábamos Cusco. Fue muy atento con nosotros, y puede orientarte en cualquier duda que tengas sobre tu estancia en Cusco y Machu Picchu.

Puma Kiru es un hostel sencillo y económico, a 2 minutos caminando tanto de la plaza San Blas como de la Plaza de Armas, con desayuno disponible pero no incluido. Especial mención a la ducha de agua calentiiisima que me pegué para entrar en calor del frío y la humedad de Cusco de aquel día. Fueron además muy amables y nos guardaron el equipaje sin coste durante los dos días que pasamos en Machu Picchu.

Qué ver en Cusco

Cusco se ve en un día, y funciona como base para excursiones al Valle Sagrado o a Machu Picchu. El casco histórico es interesante y con mucho ambiente todo el año, no solo de turistas, sino de gente local haciendo su vida habitual.

Aquí va una recomendación de los lugares por los que podéis pasear y visitar. Por cierto, también hay tradicionales Free City Tours, tan socorridos en tantas ciudades, pero en este caso no sabemos qué tal funcionan.

La plaza de Armas

La tradicional plaza de armas de todos los pueblos hispanoamericanos, con sus edificios religiosos y políticos alrededor: La catedral, la iglesia de la Compañía de Jesús y el museo de Historia Natural se encuentran allí. De la mañana a la noche, siempre hay mucho tránsito de gente, junto con vendedores ofreciéndote sus artesanías, masajes a 20 soles la hora, manicuras, pedicuras, y excursiones a cualquier lugar de la zona.

Por cierto, como algunas otras edificaciones coloniales en Cusco, la catedral fue construida sobre un edificio inca: el palacio de Viracocha, y la iglesia de la Compañia de Jesús, por su lado, fue construida sobre el palacio de Huayna Cápac, el último líder del imperio inca.

La Catedral. Qué ver en Cusco, 2018.

El Cristo Blanco

Coronando la ciudad se encuentra la estatua del Cristo Blanco. Es un ameno paseo, si tienes tiempo, de unos 45 minutos, desde donde encuentras unas vistas panorámicas de Cusco. Desde la Plaza de Armas camina recto por la calle Saphy Plateros, no hay perdida.

El Museo Inka

Este museo, que está levantado sobre unas antiguas ruinas incas, es una buena introducción a la cultura e historia incas. Tienes restos de cerámica, joyas y otros objetos de la época, además de una sala con momias. Merece una visita antes de ir a Machu Picchu, sobre todo si no vas a contratar guía.

Barrio de San Blas

Es el barrio más popular de Cusco. Con callejuelas empinadas y estrechas, es la mejor zona para pasear, ver casas coloniales y tiendas de regalos y artesanías. Esta justo por encima de la plaza de Armas, y gira en torno a la plaza e iglesia de San Blas.

Callejuelas de San Blas. Qué ver en Cusco, 2018.

Mercado de San Pedro

Mucha vida se concentra también en torno a la plaza San Pedro, que alberga la iglesia y el mercado del mismo nombre. Tanto si queréis comprar souvenirs, ropa de abrigo con diseños típicos peruanos, hoja de coca para el soroche, o algo de alimentación como quesos tradicionales, chocolates o jugos, podéis pasear por el mercado de San Pedro, ¡que parece que lo tiene todo!

Mercado de San Pedro. Qué ver en Cusco, 2018.

Qorikancha / Iglesia de Santo Domingo

Esta es la localización del antiguo templo del Sol, el templo más sagrado y rico de todo el imperio Inca. Para Cusco era su centro religioso, geográfico y político. Todavía hoy se pueden apreciar los restos, pues sirvió de base a los españoles para construir encima la iglesia y convento de Santo Domingo.

Iglesia de Santo Domingo. Qué ver en Cusco, 2018.

Templo y convento de La Merced

Una de las iglesias más importantes de Cusco, destruida y rápidamente reconstruida tras el terremoto de 1.650, alberga los restos de Diego de Almagro y Gonzalo Pizarro (hermano del famoso conquistador Francisco Pizarro).

Basilica de La Merced. Qué ver en Cusco, 2018.

Qué ver en las afueras

Machu Picchu

Para contarte todos los detalles sobre qué ver, y cómo llegar a Machu Picchu, hemos dedicado un artículo especial que puedes ojear pinchando aquí. Se abrirá en otra ventana, para que puedas verlo después (estará listo en breve).

El boleto turístico de Cusco

Seguramente con buena intención, pero no muy acertado, en mi opinión, el gobierno de Cusco ha diseñado un boleto turístico que vale 130 soles (70 soles para estudiantes), y que incluye la entrada a algunos atractivos turísticos de los alrededores de la ciudad. Son bastantes, y si vas a varios, pues no te sale caro, pero si solo quieres ver tan solo uno, igualmente tienes que pagar los 130 soles.

No son las ganas, sino el tiempo, lo que hace que a veces tengas que elegir, y nosotros solo teníamos tiempo para una excursión, que finalmente no hicimos por el precio.

Nos recomendaron Tipón, que alberga terrazas de cultivo incas y su original sistema de irrigación; y Moray, con unas ruinas, también incas, consistentes en una serie de terrazas circulares, escavadas en la tierra, con su propio sistema de irrigación, y que en este caso no se sabe el uso que se hacía de ellas.

Valle Sagrado de los Incas

Depende del tiempo que tengas, puede tomarte entre uno y tres días. Si lo haces por tu cuenta te llevará más tiempo, pero es fácil llegar de un pueblo a otro en combi. Es buena idea, si vas a Machu Picchu, recorrer el valle poco a poco hasta Ollantaytambo, y desde allí coger el famoso tren a Aguas Calientes (Machu Picchu pueblo), o una combi a Central hidroeléctrica, y caminar desde allí.

Más información sobre cómo hacerlo en nuestro post sobre Machu Picchu que estará enseguida disponible.

Si vas a hacerlo en un día, no debes perderte las ruinas de Pisac, sus terrazas y el cementerio inca, donde dicen que hay más de 3.000 incas enterrados. El segundo lugar que no debes perderte es el fuerte inca y la ciudadela de Ollantaytambo.

Si tienes tiempo, incluye en tu ruta la famosa montaña arco iris, perfecta para un trekking de una mañana, o incluso dos días, y las minas de sal de Maras. Igualmente te recordamos que para entrar a la mayoría de estos lugares necesitarás el Boleto Turístico.

Cómo ir de Cusco a Puno

El paisaje entre Cusco y Puno es impresionante, por lo que te recomendamos que lo hagas de día. Hemos oído que hay un tren turístico que hace esta ruta, pero es muy caro. Nosotros contratamos Cruz del Sur, a las 8.00 am, con desayuno incluido, por 47 soles/pax (6 horas de viaje).

¡Si te ha gustado el artículo, dale al like y síguenos en Facebook 🙂 !

Otros artículos que te pueden interesar

Dinero: dónde guardarlo durante el viaje

¿Llevas un montón de metálico encima y no sabes cómo hacer para sentirte más seguro viajando? No te preocupes, te damos unos consejos para que llevar “cash” no sea un inconveniente.

Visitar líneas de Nazca: todo lo que quieres saber

En este pequeño post queremos explicarte la historia de las líneas de Nazca, su significado, cómo llegar, y los mejores consejos a la hora de reservar.

Qué ver en Huaraz y el Callejón de Huaylas

Huaraz es la base para visitar los mejores lugares del Callejón de Huaylas. Aquí te revelamos los destinos que no te puedes perder: Lago 69, Laguna de Llanganuco, Pastoruri…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.