Ideas para minimizar tu neceser

Qué meter en el neceser, y cuánta ropa llevar. Éstas son las dos cuestiones fundamentales a la hora de hacer la mochila para un viaje largo. En éste caso queremos compartir con vosotros las soluciones que hemos encontrado para el primer punto.

Cuando acabamos de preparar nuestras mochilas para el viaje, no me podría creer la diferencia entre el tamaño de mi neceser y el de Jonás. Él llevaba un cepillo de dientes, el dentífrico, una pastilla de jabón y un peine. Lo de mi neceser prefiero no enumerarlo…

En mi neceser había un millón de cosas y ¡casi todo parecía básico! Antes de rendirme, decidí investigar y aquí os traigo las soluciones que he ido encontrando para minimizar, en todos los sentidos, el temido estuche de los productos de higiene:

El tamaño importa (del neceser)

Si tenéis problemas para reducir el neceser, os recomiendo que restrinjáis directamente su tamaño  para ayudaros a dejar cosas fuera. Si el neceser es muy grande, os dará opción a meter cosas inútiles.

Como minimizar tu neceser en los viajes

Compartir es amar

Si viajas con alguien, hay ciertos productos que podéis compartir y así evitar cargarlos por duplicado: repelente de mosquitos, dentífrico, protector solar, medicamentos, incluso el gel de baño. Vosotros mismos debéis valorar los productos que necesitáis de modo más personal, y los que podéis compartir.

Toalla de microfibra

No sólo ocupa y pesa poco, sino que además no tarda nada en secar. Ésta función además os ahorra el extrapeso de tener de que llevarla a veces húmeda. Nosotros usamos las mundialmente conocidas toallas de Decathlon. Cuestan 4 euros, y la talla M es más que suficiente para cualquiera. Además sirven como toalla de playa. 🙂

toalla-secado-rapido

Imagen de Decathlon

Usa envases rellenables, ¡pero no siempre!

¡Atención a este punto! Yo le tengo un poco de manía a los productos “tamaño de viaje”. Tienen muy poca capacidad, y si vas a hacer un viaje largo, acabarás desesperado intentando reponerlos constantemente. Sin embargo, son útiles para algunas cosas. Por ejemplo: las cremas faciales suelen venir en botes muy pesados y voluminosos, puedes volcar el contenido en un envase rellenable. Utilizo otro envase rellenable para meter un jabón líquido, que nos sirve igual para fregar que para lavar la ropa. Y repito, aunque pueda parecer que va en contra de la idea del artículo, hay cosas que no merece la pena reducir. Yo uso lentillas, y llevar envases pequeños de solución de lentillas es más que inútil. Lo usas a diario, a veces más de una vez, y es fundamental que no te quedes sin él.

Utiliza formatos multiusos

En nuestro caso, llevamos champú-acondicionador en pastilla (os lo explicamos más abajo), y lo usamos también como gel, así nos ahorramos un par de envases. También llevamos jabón líquido para lavar, lo mismo la ropa que los utensilios de cocina. En mi caso llevo un bañador de un tejido que sirve también como top en los días más calurosos. Ésta es la idea, optimizar al máximo los recursos. Hay envases de polvos de maquillaje que incluyen colorete. O labiales que sirven como colorete también. Y últimamente también he visto envases de aceite hidratante que sirven tanto para el cuerpo como para el pelo. ¡OP-TI-MI-ZA-CI-ÓN! 🙂

maquillaje-colorete

Éste es el maquillaje/colorete que me llevo a los viajes.

Champú y acondicionador en pastilla: ¡pásate al sólido!

Seguro que algun@s ya lo conocéis. Son pastillas de champú, y las utilizas como si fuesen el clásico jabón de manos: las humedeces en agua y las restriegas un poco por el pelo. Dan un montón de espuma, y después de probarlas puedo garantizar que la calidad de algunas es muy buena. De hecho seguramente las siga usando en casa a la vuelta.

Lo mejor de todo es lo poco que pesan y ocupan, sobre todo en comparación con el tradicional envase de champú. Merece la pena que lo probéis y nos digáis qué tal. 😉

Yo uso uno de la marca Lush, que utiliza productos naturales de origen vegetal y no testa en animales. Me costó unos 9 euros, más 2 euros que pagué por la cajita metálica para transportarlo. Y no voy a hacer más publicidad porque no nos pagan. 🙂

Si todavía no te convence el tema de usar el champú como gel, puedes buscar también gel en formatos sólidos. Mi piel es seca, y aunque he probado geles sólidos muy hidratantes, a mi no me han ido muy bien. Con lo cual me he lanzado al 3x1: champú+acondicionador que usaré de gel.

champú-sólido

Pastilla de champú y envase. (Imagen de
paperblog.com)

La copa menstrual

Yes, yes, yes. Aunque la entrada de wikipedia lo deja más que claro, os lo voy a resumir: es ecológica, evita infecciones y el síndrome del Shock tóxico de los tampones.

Resulta mucho más económica que los tampones o las compresas y, a lo que vamos, apenas pesan y ocupan  para la función que realizan.

¿Y lo malo? pues el principal inconveniente es cómo vaciarla y lavarla en lugares públicos donde los lavabos se encuentran en la zona común. Cuando me pasa esto, la vacío, la limpio con una toallita o papel higiénico y la vuelvo a colocar. Cuando tengo la oportunidad, la limpio con agua y jabón, pero en general, lo básico es desinfectarla al final de cada periodo. Para ello, he comprado un vaso plegable especial para meter en el microondas: lo hierves con agua 3 minutos en el microondas y, ¡hasta el mes que viene!

La que yo tengo me costó unos 30 euros y es completamente plegable. Compré el vaso esterilizador también plegable por unos 3 euros más en Amazon.

Esterilizador

Imagen de desenvueltalifestyle.com

Evita los aparatos eléctricos

Son los elementos más pesados y voluminosos. Pasad a sistemas tradicionales y evitad cargar con cables o cargadores de más. Adiós a las depiladoras eléctricas, maquinillas de afeitar, secadores y planchas para el pelo. Hola a las bandas de cera, cuchillas desechables, gomas del pelo y horquillas. Es mejor que encontréis un look para el que no necesitéis todos estos aparatejos que os harán el neceser más pesado.

Haz una lista

Haz una lista de todo lo que quieres meter en el neceser unos días antes. Ojéala de vez en cuando y ve tachando cosas. A veces solo nos hace falta tiempo para darnos cuenta que hay cosas que no necesitamos. Intenta que ese tiempo sea antes de empezar el viaje, para que no te pese, jeje.

Éstos son los principales consejos que hemos recopilado, ¿tenéis algún truco que queráis compartir con nosotros? ¿Hay algo con lo que no podías vivir? ¡Déjanos un mensajillo abajo y compártelo con todos! 🙂

 

Otros artículos que te pueden interesar

Dinero: dónde guardarlo durante el viaje

¿Llevas un montón de metálico encima y no sabes cómo hacer para sentirte más seguro viajando?  Te contamos cómo hacemos nosotros.

Autostop: el manual definitivo

Hacer autostop no es una ciencia. Pero unos buenos consejos te ayudarán a mejorar tu técnica y conseguir vehículos de manera más rápida y eficaz. Te explicamos cómo.

 

Cómo estar siempre localizable

Te imaginas un dispositivo que te permita estar siempre localizable para tus familiares, y que además te permita enviar correos sin tener conexión a internet. Aquí te lo contamos.

 

4 Comentarios

  1. CAN

    Hurra, hurra, hurra

    Responder
    • Jonás Ordoñez

      Muchas gracias 🙂

      Responder
  2. Carla

    Ay el neceser, ¡esa eterna pelea! Muchas gracias por el artículo, muy interesante ????
    Solo un apunte, Lush no hace pruebas en animales porque está prohibido en toda Europa.

    Responder
    • Silvia Palacio Sañudo

      Hola Carla, ¡muchas gracias por el apunte, y gracias por leernos! 🙂

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.