Autostop: el manual definitivo

No vamos a inventar nada nuevo sobre hacer autostop, y más cuando hay montones de páginas dedicadas a este respecto. En Hitchwiki, por ejemplo, podéis ver sobre el mapa los mejores y peores sitios para ponerse, y comentarios de la gente que ya estuvo allí. Tampoco os dejéis llevar por todo lo que se dice, nosotros en ocasiones hemos tenido una suerte diferente a lo que se comentaba a priori.

No cabe duda que es más difícil hacer autostop en los países del sur de Europa, y más sencillo en países de Europa del este o Asia. Sin embargo, no hay que perder la esperanza, todo es encontrar el lugar ideal.  Así que aquí os dejamos algunas claves para viajar haciendo dedo:

Multiplica el espacio por la velocidad y súmale visibilidad

Ésta es una  clave básica a la hora de hacer autostop. Y no, no hace falta que saques los apuntes de ciencia. Yo te lo resumo: Cuánto más rápido circulan los vehículos, más espacio necesitan para parar. Pues ésta regla es igual con la visibilidad. Sitúate en una posición donde los coches tengan suficiente espacio tanto para verte, como para parar, como una marquesina de autobús. De lo contrario, aunque tengan buena intención, los conductores no podrán parar.

Haciendo autostop en Toulouse. 2017.

Nunca te salgas de la autopista

Es terriblemente más difícil salir de una ciudad, que moverse kilómetros y kilómetros a lo largo de una autopista. Una vez estéis en la carretera, pedid que os dejen en cualquier área de servicio antes de entrar a las ciudades, y ahí seguís haciendo autostop. Los conductores te ven cuando llegan, y tienen tiempo de pensar si se animan a llevarte. ¡Ojo! no os metáis a pie en la autopista, es muy peligroso y os pueden multar.

Cartón, cartón, más cartón y rotulador

Aunque no lo parezca, estos pueden ser tus mejores amigos. Salvarás la barrera del lenguaje con una sola palabra o las siglas de tu destino. Lo ideal es escribir el nombre de ciudades grandes, y una vez te vayas acercando, concretar el nombre. Otra opción es poner el código de la autopista y la dirección, que las autopistas van y vienen. 🙂 Por ejemplo: La autopista A4 recorre el tramo Milán – Venecia, deberíais indicar A4 VENEZIA ó MILANO.

Dos son compañía, tres es multitud

Igual que en el amor, en el autostop todo vale. Aunque es cierto que si nos acogemos al refranero popular, dos personas es un número suficiente. Como imaginaréis, una o dos chicas aúnan la mayoría de posibilidades de éxito, seguidos de una pareja mixta, y uno o dos chicos.

¿Qué pasa si estáis haciendo autostop y llega alguien más? Que no cunda el pánico, sobre todo. Lo primero que debes pensar es que entonces seguramente es un buen punto para hacer autostop. Lo segundo, que cuanto antes los cojan, antes te cogerán a ti también.

Gente haciendo autostop en Rumanía. 2017.

Saber reconocer a un entusiasta solidario

Hay gente que siempre está dispuesta a ayudar. Eso es bueno, pero si se junta con demasiado entusiasmo puede resultar poco práctico para vosotros. Por llevaros unos pocos kilómetros, os pueden desviar de vuestra dirección, o dejaros en localizaciones peores. Vale más reflexionar unos segundos antes de subir al coche, y confirmar si realmente ese viaje va a ser de ayuda. Esperar un poco más en tierra a veces puede conseguir una oportunidad mejor. Llevad un mapa descargado y una ruta a priori para no acabar perdidos por el mundo (si no es vuestro plan). Googlemaps ó maps.me son muy útiles en éste sentido.

Autostop + vergüenza: ¡Incompatibles!

Señas, sonrisas y gestos al cartel con tu destino. Esto puede hacer gracia a los conductores y darles el empujoncito para parar. Las mejores zonas están donde los vehículos ruedan lento, como gasolineras, semáforos o peajes. Acércarte a ellos con una sonrisa y pregúntales si van en tu dirección. Éste tipo de presión puede dar buen resultado.

Parar coches en gasolineras.

Haciendo autostop dirección Verona. 2017.

¿Se puede viajar en camión?

Como casi todo en esta vida, está regulado. En Europa, nos ha explicado un amigo conductor, deben llevar un documento indicando los pasajeros. Si no apareces, la policía puede multarlos. Además, la mayoría de los camiones están habilitados sólo para un copiloto. ¿Entonces qué sucede en realidad? La verdad es que muchas veces te cogen igualmente, incluso a dos personas. Tened en cuenta que una irá sentada en la cama, en medio de los dos asientos y sin cinturón. No tendréis problemas para moveros dentro del Territorio Schengen, donde no hay tantos controles. Será más complicado que os recoja un camión para cruzar una frontera europea que no pertenezca a la zona común.

Qué comer durante los trayectos de autostop

Puede parecer un tema sencillo a primera vista, pero sólo si sois previsores lo será. Si hacéis autostop para viajar lowcost y acabáis comiendo en las gasolineras, porque os cansáis de comer bocadillos, no merecerá la pena. Debéis optimizar la variedad de alimentos con el peso y el volumen. Nosotros llevamos un hornillo de Decathlon, que nos costó unos 20 euros. Merece la pena cargar el peso, porque después de horas y días en la carretera, comer algo calentito es un lujo. Llevad arroz por raciones, latas de atún, salchichas, embutido, y unos botes pequeñitos con aceite, sal y jabón. Todo esto en bolsitas herméticas, por si se rompe o se abre algún envase.

Que comer haciendo autostop

Cocinando en una estación de servicio en Eslovenia. 2017.

¿Y si se hace de noche haciendo autostop?

No te preocupes. Si no te da mucha confianza la noche, siempre puedes dejar de hacer autostop a media tarde. Alojate en algún sitio cercano a la carretera, como los moteles. Para los más valientes,  por la noche se abren posibilidades diferentes: hay gente que se acercará a comprobar si estás bien, ¡puede ser vuestra oportunidad!. Por otro lado, los camioneros también están más abiertos a llevaros. Por el día, y sobre todo en Europa, pueden ser más reacios a recoger autostoppers por miedo a ser multados.

Y como última opción, siempre puedes armar un vivac, montar la tienda de campaña, o simplemente meterte en el saco a ver las estrellas hasta el día siguiente.

Acampados entre camiones en Budapest. 2017.

¿Se puede acampar en cualquier sitio?

Lamentablemente no. Depende del país, región e incluso ayuntamiento, el camping está regulado de un modo u otro. Os dejo este enlace al blog ConAlforjas.com donde lo resumen bastante bien y nos fue muy útil. Podemos reducir nuestra técnica en una frase: esperamos a que se haga casi de noche, montamos la tienda y en cuanto se hace de día, recogemos. En caso de que llegue alguna autoridad, les explicamos que estamos haciendo autostop y que recogeremos al salir el sol (y ponemos cara de buenos). Hasta ahora no hemos tenido problemas.

Donde acampar haciendo autostop

Acampada en gasolinera de Milán. 2017.

¿Y si al final no para nadie?

Nosotros hemos pasado 6 horas esperando en una entrada a la autopista con dirección a Venecia, bajo la señal “a Venecia” y con una cartón que decía “Venecia”. Y aún así no ha parado nadie. En este caso, nosotros no apropiamos el lema “hay que saber perder”. Retiraos muy dignamente a cualquier lugar con wifi. Recordad que las áreas de descanso de las autovías y los McDonalds nunca fallan a este respecto. Con algún comparador de precios de buses y trenes buscad la mejor opción para moveros un poco más adelante. Podéis aprovechar las líneas low cost para avanzar un buen trecho en trayectos nocturnos, así compensáis el coste con el ahorro del alojamiento.

Un buen truco para no desesperar es cronometrar el tiempo que llevas esperando. Sobre todo en países donde las esperas son las largas, saber el tiempo real que llevas esperando te ayuda a orientarte. En países como España o Italia, esperar una hora no es mucho, pero en Asia es señal de que algo estás haciendo mal, ¡revisa los puntos de éste manual!.

Por otro lado, cronometrarte te ayuda a mantener la calma. Si estás cansado o desmotivado, 10 minutos te pueden parecer una hora, y esto te puede empujar a tirar la toalla.

Como hacer autostop en Milan

Parada autostop en Milán. 2017.

Nuestras impresiones sobre Europa

Estar escribiendo estos artículos al mismo tiempo que viajamos nos da la oportunidad de reflejar la sensación que estamos sintiendo en la carretera. Nos llama la atención cómo algunos camioneros en Europa, supongo que desacostumbrados a los viejos autostoppers, desconfían al principio de nosotros, con el miedo pandémico al terrorismo y la migración.

¿Sois turistas seguro? ¿Tenéis toda la documentación en regla? ¿no seréis terroristas, verdad? ¿Cómo sé que sois españoles? Si bien tras éstas preguntas han acabado llevándonos más de 300 kilometros por las angostas carreteras de la frontera entre Hungría y Rumaría, compartiendo café y galletas, y mostrándonos fotos de su familia. Más que nunca hay que insistir en ser amables y hacer todo lo posible para que se sientan a gusto cuando nos lleven con ellos. ¡Hay que recuperar la fé en el ser humano! 🙂

Nuestras impresiones sobre Asia

En el caso de Asia, la hospitalidad de la gente y sus ganas de ayudar no se han visto afectadas de ningún modo por el terrorismo. Sin embargo, el autostop choca en algunos países con su cultura de taxis públicos. Si no lo ves claro, indica al conductor que lo que quieres no es un taxi. “Hitchhikers?”, nos preguntó un taxista en Irán, le dijimo que sí, y nos contestó “no problem, free”, y nos llevó con él de camino a nuestro destino.

Los cuatro repartidos en tres plazas, en Armenia.

Tramprennen: la competición europea de autostoppers

Aqui os dejamos un enlace a Tramprennen, una asociación que organiza carreras anuales de autostoppers por Europa. ¡Seguro que os parece curioso si no lo conocíais ya!

Señalización de Tramprennen en Liubliana. 2017.

Posdata: Video Barcelona – Paris en autostop

Aquí abajo os dejamos un video resumiendo nuestra aventura de Semana Santa 2014: un día y medio haciendo autoestop a Paris desde Barcelona, un día y medio en la ciudad, y otro día y medio para volver. Disculpad la marca de agua, pero éramos, y somos, unos novatos. 🙂

Mucho amor! Silvia.

Otros artículos que te pueden interesar

Dinero: dónde guardarlo durante el viaje

¿Llevas un montón de metálico encima y no sabes cómo hacer para sentirte más seguro viajando?  Te contamos cómo hacemos nosotros.

Cómo estar siempre localizable

Te imaginas un dispositivo que te permita estar siempre localizable para tus familiares, y que además te permita enviar correos sin tener conexión a internet. Aquí te lo contamos.

 

El arte de regatear en un bazar

Regatear no es difícil, aunque requiere cierta práctica. Con unos cuantos consejos conseguirás abaratar tus compras y que tu viaje se alargue en el tiempo,

 

2 Comentarios

  1. cristian

    Buen post, chicos!! Las mejores técnicas resumidas. Tramprennen? qué loco. Si puedo aportar con algo, una carta escrita en el idioma del país, a veces es de gran ayuda 🙂
    Un abrazo a ambos y mucha suerte!!
    pd: no pude localizarlos ¿cuál es su actual destino? ¿volvieron a España? ¿siguen el viaje?

    Responder
    • Jonás Ordoñez

      ¡Hola Cristian!

      En primer lugar muchas gracias por el comentario :).

      Acabamos de llegar a Kuala Lumpur. Hemos pasado cinco días en Penan. Cuando no nos movemos apagamos el GPS y solo mide los movimientos de los últimos cinco días. Así que por esa razón igual no te ha aparecido nada. Te pongo el enlace para ver si esta vez te aparecemos en Malasia jejeje.

      Un abrazo.

      http://www.dejarlotodoparaviajar.com/donde-estamos-ahora/

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.