Ksamil, el caribe albanés

por | Jun 21, 2019 | 0 Comentarios

Para mi gusto Ksamil tiene unos de los parajes costeros más bonitos del Mediterranéo, y con unos atardeceres que quitan el hipo. En Ksmail encontarás playas preciosas y con el agua turquesa, un clima excepcional, precios muy económicos y unos paisajes increibles. ¡Qué no es poco!

Muchos pueblos quisieran tener la riqueza natural que tiene Ksamil. Pero si eres un viajero o turista en busca de lugares perdidos y sin mucha contaminación turística, tal vez ese no sea tu lugar.

Ribera Albanesa.

Playas ocupadas por los hoteles. Qué ver en Ksmail, 2019.

Ksmail es un lugar ideal para disfrutar del mar, de sus pescados y mariscos, y del clima. Pero no vengas esperando encontrar playas vacías, Ksmail en unos años se convertirá en uno de los lugares de referencia del turismo de playa en Europa.

Dónde se encuentra Ksamil

¡Justo aquí!

Mapa Ksamil

Dónde se encuentra Ksamil. Imagen de Wikipedia. Qué ver en Ksamil, 2019.

Cómo llegar a Ksamil

Nosotros hicimos autostop desde Himarë. El trayecto debe llevar en autobús o coche alrededor de 1h30min, aunque nosotros tardamos casi seis.

Hay varios buses que pasan por Himara hacia Sarande, y en algún caso hasta Ksamil. Si vas hasta Sarande, desde allí puedes coger un bus o un taxi hasta Ksamil, ya que está a unos 15 minutos.

No hemos encontrado a nadie que nos indicase horarios fijos de los buses que vienen y van desde Himara a Ksamil, por lo que posiblemente hay horarios aproximados de los buses que pasan en ruta de norte a sur.

A nosotros nos dijeron que a las 12.30 pasaba un bus, y allí que nos fuimos a esperar. La parada es la misma curva del pueblo donde te deja al llegar. A unos 30 metros, enfrente el Big Market, al lado de un edificio del gobierno. Si preguntáis por “Bus Sarande” o “Bus Ksamil” enseguida os señalarán la esquina.

No esperamos más de 10 minutos pasadas las 12.30 y con el sol picando, decidimos hacer autostop. Ya habíamos leído que era muy fácil, pero te puedo decir que es extremadamente fácil. Enseguida paró un coche con una pareja que iba solo unos kms más adelante.

Como ejemplo del carácter de los albaneses, os puedo contar que enseguida decidieron que cambiaban los planes y nos acercaban hasta Ksamil, que estaba 60 kms más allá de su destino, por una carretera de montaña.

Y no solo eso, si no que además nos llevaron por el camino a visitar el Castillo de Palermo y el Blue Eye. Ambos sitios súper recomendables.

Castillo de Palermo en Himarë. Qué ver en Himarë, 2019.

Qué ver

Playas de Ksamil

Toda la costa de Ksamil está salpicada de pequeñas playas, cada cual más bonita que la anterior. De hecho, se consideran algunas de las playas más bellas del Mediterráneo. Desde primera hora de la mañana hasta el atardecer, son las playas más fotogénicas que hemos encontrado.

Ahora viene la parte regular. Si Saranda está desbordada de turistas, Ksamil le sigue los pasos. Es junio y la avalancha de turistas todavía no ha llegado, por lo que puedes estar cómodo en casi todas las playas, pero se las promete complicadas para los próximos años si no imponen algún sistema de turismo sostenible. 

La mayoría de las playas son privadas y pertenecen a bares y restaurantes. Por un módico precio (entre 500 y 800 lekes, dependiendo de la playa y los accesos al agua) te alquilan un pack de dos tumbonas y una sombrilla durante todo el día.Vale la pena darse un paseíllo por todas y elegir la más tranquila.

Desde las playas veréis tres pequeñas islas que no están habitadas. Podéis llegar a ellas alquilando una pedaleta o un paseo en barco. No os podemos prometer un lugar paradisíaco, porque cuando lleguéis os estarán esperando de nuevo las tumbonas y sombrillas de alquiler.

Como el espacio es tan espectacular, si tenéis suerte de que no haya mucha gente, estaréis igualmente como en el paraíso :).

El manantial de Blue Eye

A 35 km de Ksamil, se encuentra este manantial de agua, de más de 50 metros de profundidad. Varios buceadores han podido sumergirse hasta esa profundidad, pero parece que no queda claro cuál es la posible profundidad del manantial.

Naturaleza Albania

Blue eye en Albania. Qué ver en Ksamil, 2019.

El Blue Eye es considerado monumento natural y no es para menos. Ni siquiera la fotos hacen justicia del entorno, que es espectacular.

Si quieres ir en bus, el Blue Eye se encuentra a medio camino entre Saranda y Gjirokaster, por lo que tienes que acercarte en bus o taxi (o autostop) a Saranda y desde allí coger un bus a Gjirokaster. Dile al chófer que vas al Blue Eye y él te avisará cuando llegues.

Desde la parada hay unos 2 km hasta el manantial. En la misma carretera donde te dejó el bus, podrás parar otro para regresar. Pasan cada aproximadamente cada hora.

Una vez en el manantial, hay gente que se atreve a darse un chapuzón en sus aguas, que se mantienen a una temperatura de unos 10ºC, aunque pueda parecer menos. Puedes alargar más la visita si quieres tomando o comiendo algo en un restaurante que hay al lado del río.

Manatial Blue Eye. Qué ver en Ksmail, 2019.

Parque Nacional de Butrint

Dentro del parque nacional se encuentran las ruinas de Butrint, patrimonio de la Humanidad. Aquí quedan restos de la influencia griega, romana, bizantina y veneciana. La ciudad sería finalmente abandonada a finales de la Edad Media debido a la formación de tierras pantanosas en sus alrededores.

Es una visita de unas dos horas por la senda de un bosque, donde vas descubriendo ruinas y paisajes. Lleva calzado cómodo, protector solar y agua. La entrada son 700 lekes, que es algo más de cinco euros. Tal vez caro para ser Albania pero vale la pena.

Turismo en Albania.

Ruinas ciudad de Butrinto, 2019. Qué ver en Ksmail.

Ruinas de Butrinto, 2019. Qué ver en Ksmail.

Sarande & Castillo de Lekuresi

Podría compararlo con Benidorm, salvando las distancias. La costa es muy bonita, pero en cuanto te giras ves una ciudad y unas playas con tal vez demasiado turismo. Nosotros solo pasamos unas horas, pero la verdad es que nos alegramos de haber fijado nuestra base de operaciones en Ksamil.

Una visita que no os podéis perder si vais a Ksamil es el Castillo de Lekuresi. En lo alto de una de las colinas se encuentra este castillo reconvertido en restaurante y espacio para eventos de lujo. La entrada es libre y te regala unas vistas 360º impresionantes de la bahía y toda la región en general.

Alrededor de Ksamil

Corfú

También tenéis la opción de coger un ferry desde Sarande y pasar el día en Corfú, hay varias salidas a lo largo del día, con precios a partir de 20 euros, y tarda 30 minutos en llegar. 

Dónde dormir/comer – Invitación

No hay albergues en Ksamil, la mayoría de alojamientos son viviendas familiares que alquilan habitaciones con baño a los turistas (guest houses) u hoteles. Nosotros tuvimos la suerte de poder quedarnos en Vila Aldo, un negocio familiar que regenta un matrimonio local con la ayuda de sus hijos.

Las habitaciones tienen baño, una pequeña cocina, televisión y el internet funciona perfectamente.

Lo mejor de Vila Aldo es la comida que cocinan los dueños. Tienen un menú con bastante variedad, pero necesitas avisar a los dueños lo que quieres comer con algo de tiempo de antelación, una hora y media es suficiente. Esto nos dío mucha confianza, porque es una garantía de que te van a cocinar comida fresca. Los platos que hacen son espectaculares, en cuanto a calidad, comida 100% casera y en cuanto cantidad. Y el precio es más económico que en los restaurantes de la playa.

Comida Ksamil


¡Si te ha gustado el artículo, dale al like y síguenos en Facebook 🙂 !

Otros artículos que te pueden interesar

Shkodra, la pueta a los Alpes Albaneses

Shkodra es una de las ciudades más antiguas de Albania, funda en el sigo IV a.C.  Mucha gente la considera una ciudad trampolin para visitar dos de las joyas que posee Albania…

Lago Koman y el parque de Valbona

Tanto el lago Koman, como el Parque de Valbona son dos de los lugares más impresionantes de Albania. Un lago de agua azul que refleja las montañas en sus aguas, y un trekking espectacular.

Himarë, una pequeña joya del Mar Jónico

Himarë es todavía una perita en dulce. Playas hermosas, aguas tranquilas y cristalinas, montañas a menos de 5 minutos en coche, precios muy absequibles si vienes de Europa.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Jonás, una cántabra y un asturiano. Ambos nos dedicamos al transporte marítimo internacional y hemos hecho un break en nuestras carreras para cumplir uno de nuestros sueños de la infancia: dar la vuelta al mundo. Actualmente estamos en ruta, y puedes seguirnos a través del blog, otras RRSS y un localizador GPS desde el que vamos enviando balizas.